Diseccionando a El País •  08/06/2016

El País censura la revuelta popular en Francia

El País censura la revuelta popular en Francia

13419133_1712617012345443_8603109927296207539_n

Francia enfrenta intensas movilizaciones sociales y se prepara para la novena huelga general del año, que se celebrará el 14 de junio, en plena Eurocopa de fútbol, que comienza el día 10“. Lo leemos en La Marea, medio que confirma al lector habitual de la prensa la convicción de que para seguir los avances de la lucha social en Europa hay que dar el salto a los canales que democratizan la información, véase la Red de medios sociales junto a webs como eldiario.es o cuartopoder.es. A diferencia del silencio generalizado por parte de El País, El Mundo, ABC, La Razón y las televisiones y radios españolas, La Marea -entre otros- ofrece un seguimiento diario de las movilizaciones contra el gobierno del Partido Socialista Francés. En España, un país que enfrentó dos severas reformas laborales con una sola huelga general, el ejemplo del sindicalismo combativo francés se censura a sabiendas de que las escenas de lucha social en las calles de las ciudades francesas y las 9 huelgas generales no son el espejo en el que deba mirarse el ciudadano que votará el próximo 26J. Es un reflejo que nos recuerda lo que nos espera si el gobierno continuista del PP se mantiene en el poder o el camino que seguiría Pedro Sánchez, y -por tanto- alienta a la participación de los potenciales votantes de Unidos Podemos.

Últimas noticias sobre Francia en El País

Resulta paradójico que para encontrar una noticia que informe de la próxima huelga General del día 14 convocada por 7 sindicatos -y van dos meses de movilización social- tengamos que consultar el diario deportivo AS, donde se preguntan cómo afectará a la Eurocopa 2016. Mientras, las portadas de la prensa del establishment español siguen martilleando con lo que ocurre en un país a más de 7.000 kilómetros de España e ignoran a nuestro vecino del norte.

De los últimos 26 contenidos sobre Francia publicados en El País sólo uno aborda unas movilizaciones ciudadanas que muchos comparan ya con Mayo del 68 y para colmo, lo hace bajo el titular “Francia activa la máquina de asustar turistas“, donde las “alertas terroristas y la ola de protestas [se equiparan y] golpean al mayor negocio del país“. Por descontado, dichas protestas no se presentan en un apartado específico similar al de “Atentados París 13-N“…

Entre las noticias nacionales destacan informaciones sobre Cataluña u otras que pretenden situar al PSOE de manera artificiosa en el centro de la escena política. La noticia de portada de El País es muy ilustrativa: “El PSOE defiende su identidad socialdemócrata ante Podemos“. Nada de los papeles publicados de forma coordinada por eĺdiario.es, Diagonal y La Marea, que implican a nuevos familiares del Rey en el escándalo de la evasión fiscal.

La agenda internacional se centra principalmente en que Hillary Clinton ya es la candidata Demócrata a la presidencia del gobierno de EE.UU., noticia -por cierto- falsa. Seguidores de Bernie Sanders nos recuerdan desde las redes sociales que “Hillary no ha ganado” porque “los superdelegados no votan hasta el 25 de julio” y muchos de los 572 que apoyan a Clinton podrían cambiar hasta esa fecha el sentido de su voto.

Un foco mediático que debiera situarse sobre Francia en estos días es eclipsado por Venezuela en un sinsentido desinformativo impropio de una democracia moderna. Cuando Venezuela no es el centro, aparece cualquier otro astro como las primarias de Estados Unidos para asumir el protagonismo.  Todo ello se completa con contenidos diarios que tratan de reducir el número de votos hacia Unidos Podemos como el más leído de hoy: “Arrepentidos, ¡a las urnas! Creí en el mensaje de regeneración de Podemos y les voté. Ahora, aprendida la lección, lo lamento“, firmado para más coña por un tal Alberto Corazón: pintor, escultor y miembro numerario de la Real Academia de Bellas Artes. En él se reconoce cristalino el habitual argumentario del PSOE: Pablo Iglesias ha hecho “lo imperdonable: ha ofrecido un balón de oxígeno a Rajoy y su derecha reaccionaria, que estaba en la UVI […] Seguimos en esta ciénaga del PP de Mariano Rajoy por el apoyo -impensable- de Podemos”.

Arrepentíos, a las urnas

Todo ello se completa con los insufribles editoriales. El de hoy –¿Socialdemócratas? Podemos abraza la socialdemocracia para tratar de compensar el pacto con IU– no resulta tan mezquino como el del pasado 5 de junio –Una gran impostura– que llegó a acusar cínicamente a Unidos Podemos de contar “con el inestimable apoyo de un canal de televisión perteneciente a Atresmedia” obviando el sostén que ofrece el grupo PRISA a los dos probables caballos perdedores del próximo 26J: PSOE y Ciudadanos. El mismo editorial habla de “un electorado seducido por un pacto entre Podemos e IU tan artificial como oportunista y plagado de incertidumbres programáticas” o agita el fantasma del miedo con frases del tipo “ganar es una aspiración legítima de los partidos democráticos; el problema es que desconocemos los verdaderos planes del magma populista y radical formado por Podemos e IU”. Sin duda, esta impostura puede costarle muy cara a El País.


Diseccionando a El País /