Roberto Savio

Un nuevo fantasma atormenta Europa

A partir de la derrota de Teresa May en el parlamento ha quedado claro que un nuevo fantasma está atormentando Europa. Ya no se trata sólo del fantasma del comunismo que destapó el Manifiesto de Marx en 1848 sino del fantasma del fracaso de la globalización neoliberal, que ha regido sin oposición desde la caída del muro de Berlín hasta la crisis financiera de 2009.

Hay que regular el turismo antes que sea demasiado tarde

Roma, Enero 2018 – Este año, tendremos a más de 3 millones de turistas por día dando vueltas en el mundo.  Este fenómeno masivo no tiene precedente en la humanidad y como de costumbre, está sucediendo con una sola una visión: el dinero.

Deberíamos hacer una pausa y analizar su impacto social, cultural y ambiental, y remediar esta situación, que se está tornando seriamente negativa si dejamos las cosas como están.

¿Cómo llegamos a este caos?

Una maldición china dice “Ojalá que le toquen tiempos interesantes”, ya que demasiados acontecimientos perturbarían el elemento esencial de la armonía, base del panteón chino.

 

Y estos son, por cierto, tiempos interesantes, en que se acumulan acontecimientos dramáticos, desde terrorismo a golpes de Estado y desde desastres climáticos pasando por el declive de instituciones hasta agitación social. Sería importante, aunque difícil, repasar brevemente cómo llegamos a esta situación de “falta de armonía”.

 

¿Cómo llegamos a este caos?

Una maldición china dice “Ojalá que le toquen tiempos interesantes”, ya que demasiados acontecimientos perturbarían el elemento esencial de la armonía, base del panteón chino.

 

Y estos son, por cierto, tiempos interesantes, en que se acumulan acontecimientos dramáticos, desde terrorismo a golpes de Estado y desde desastres climáticos pasando por el declive de instituciones hasta agitación social. Sería importante, aunque difícil, repasar brevemente cómo llegamos a esta situación de “falta de armonía”.

 

¿Es el referendo un instrumento válido para la democracia?

A William Shakespeare le hubiera encantado ser testigo del brexit, pues su trama no careció de amistad y deslealtad, verdades y mentiras, decepción y traición. El primer ministro de Gran Bretaña, David Cameron, inventa un referendo como artimaña para lograr más poder de la Unión Europea (UE) y unificar al Partido Conservador, pero termina fuera del bloque y frente a la posible secesión de Escocia y con problemas con Irlanda del Norte.

 

Suscribirse a Roberto Savio