Rafael A.Luna Murillo

Abad Antonio y un cerdo a sus pies

Un zorro herido pateado y golpeado hasta la muerte por un cazador de Huesca, una perra llamada SOTA muerta de un disparo en la cabeza por un agente de la guardia urbana de Barcelona, un lince llamado MARVEL muerto tiroteado a bocajarro por un cazador en Córdoba, jabalíes ahogados o sometidos a tortura por seres humanos que se graban y lo vuelcan a las redes sociales ,presidentes de Comunidad autónoma promocionando la tauromaquia y la caza, partido de ultraderecha consiguiendo votos en Andalucía por lo mismo, gatos ferales sin dueño salvajemente mutilados y envenenados por seres humanos, ga

Mosqueteros de la Tierra

Los animales no humanos no entienden de banderas ni de fronteras; ni de partidos políticos o votos; ni de ideologías o instituciones; ni de lo que es público y lo que resulta privado; ni tan siquiera saben de ética y moral; ni les importa formar parte de una comunidad religiosa o saber si Dios existe; tampoco saben de ciencia, de arte o filosofía y mucho menos de superhéroes o  viajes interplanetarios.

Tauromaquia institucional: una falta de respeto a los ciudadanos

Bajo el título de “Toros: Cultura Popular y Contracultura” la Delegación de Cultura y Patrimonio artístico del Ayuntamiento de Córdoba va a presentar dos mesas redondas  cuyo objetivo y así lo expresa la página web de dicha delegación es la reflexión interna sobre el cambio –o no- que se ha producido sobre la visión de la llamada Fiesta, tanto desde los actores que participan de ella como desde los radicalmente opuestos a su celebración.

Las fiestas patronales de tiro al pichón

Es curioso y no deja de asombrarme la capacidad de ciertas zonas de nuestra España (S-pain) de  matar a seres vivos a tiros con el único fin de divertirse bajo la tutela de Santas y Santos en cuyo honor se celebran las fiestas patronales. Así ocurre en localidades de la provincia de Córdoba como Conquista, Villanueva de Córdoba y el Guijo con la “gran tirada a la codorniz” y la “gran tirada al pichón” y la “tirada al pichón” denominadas así respectivamente en cada localidad.

La promoción de la tortura y el gasto que genera

Según la revisión hecha  por el Consejo Andaluz de Colegios Veterinarios para esta temporada los honorarios a percibir por los servicios veterinarios serán, para las corridas de toros y novilladas picadas en plaza de primera categoría como es la Plaza de Toros de Córdoba (equipo de 3 veterinarios), de 1.321,29 euros y para novilladas sin picar, rejoneo y otras como la becerrada (equipo de dos veterinarios) en plaza de primera categoría, de 581, 37 euros.

Perros de caza: los desheredados caninos

Definamos primero lo que la RAE dice sobre el vocablo “hombre”. En su primera acepción es el ser animado racional, varón o mujer. A partir de aquí las siguientes acepciones lo significan como el sexo masculino, estando la cuarta en consonancia con  los valores de masculinidad o cualidades cuando se utiliza como adjetivo “Muy hombre” o “¡Ese sí que es un hombre!”.

Ustedes se preguntarán ¿a qué viene esto en un artículo de opinión sobre los perros de caza? Pues voy a intentar explicarlo.

Páginas

Suscribirse a Rafael A.Luna Murillo