La Tienda Republicana

Paco Segura

La ola de calor ha disparado el ozono, ante la pasividad de las administraciones

Con la primera ola de calor del verano que ha sufrido la mayor parte del Estado en la primera semana de agosto, las emisiones contaminantes del intenso tráfico motorizado que soportan las principales ciudades y carreteras, del transporte marítimo y de la producción de electricidad en centrales térmicas por el mayor uso de aire acondicionado han provocado que se hayan disparado los niveles de ozono, al tiempo que una intrusión de polvo africano hacía lo propio con las partículas inferiores a 10 micras (PM10).

Suscribirse a Paco Segura