Mario Erre

Cuarenta años, misión incumplida

Una vez finalizada la pompa institucional dada al aniversario de la, en según que artículos sacrosanta Constitución Española, solo cabe  recordar y agradecer al PP, al PSOE y a “susmajestadeslosreyes”, méritos y eméritos, que a causa de esos casi dos centenares de artículos tan cuarentones (algo menos) como un servidor, todas y todos tenemos la suerte de vivir en un país en el que se promueve el progreso de la cultura y de la economía para asegurar a todos una digna calidad de vida, además de ser los españoles iguales ante la ley, sin discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, se

Galletas y agua

Galletas y agua es lo mejor que ha encontrado el gobierno de Malta para paliar el hambre de los seis centenares de inmigrantes que arribaron  al “Aquarius” tras ser rescatados de una muerte segura en ese casi lago común a aquellas tierras que en su día pertenecieron al Imperio romano, estado que fue cuna del derecho y la civilización occidental, esa civilización que se torció en algún punto entre el final de la guerra fría y hoy tras aprobar con matrícula de honor el examen para aplicar la doctrina del caos neoliberal, ese caos que tiene como curiosidades un mar común a yates alojando fies

Volver a las andadas

El 27 de enero se conmemora el Día Internacional en recuerdo a las Víctimas del Holocausto, día en el que se recuerda a esta Humanidad de floja memoria que entre 1941 y 1944 seis millones de personas fueron encerradas en campos de exterminio y asesinadas por odio durante el transcurso de la II Guerra Mundial.
 

La decepción Iceta

Fue justamente en un mes de noviembre cuando Miquel Iceta salió del armario. De 1999 para ser exactos. Personalmente me pareció ya no un político sino una persona valiente: fuera del armario de la sexualidad  hacía mucho frío entonces, ya fuera noviembre o julio, y no digamos ya en la política, donde las condiciones climatológicas eran antárticas.

Contra los saharauis, “pinkwashing” a la española

Están sucediendo muchas cosas mientras  gran parte de la ciudadanía española está, a instancias de los grandes medios de manipulación, sumergida en la búsqueda de soluciones al futuro de Cataluña, al terrorismo y  a la delicada situación de Venezuela, soluciones que, dicho sea de paso nunca llegarán mientras sacar a relucir esas realidades tan bien traídas sea el parche mágico que todo lo tapa para el gobierno y demás poderes jurídicos o fácticos.

Alaska

A la hora de hacer “la prueba del algodón” para averiguar si un hombre que supera la treintena y nacido o residente desde hace años en España es gay, he comprobado hasta la saciedad que hay un detalle infalible que no falta jamás: su gusto, cuando no pasión y siempre fascinación, por Alaska.

Nuestra lucha, nuestras normas

Un  año mas, con la llegada del Orgullo, nos encontramos con la discusión bizantina de siempre: ¿Qué fue antes? ¿las manifestaciones por los derechos LGTBI o las carrozas pobladas a partes iguales por hombres desnudos o semidesnudos,  mujeres trans y/o cisgénero mostrando las tetas y música petarda al todo volumen destrozando tímpanos y medio ambiente, ambiente entero en este caso. Discusión esta inseparable del colapso de las centralitas del sentido común con personas preguntando por que no se celebra el Orgullo hetero.

Sobre gais y vientres de alquiler. Una mirada exclusivamente personal

La gestación subrogada, se dice, es una Técnica de Reproducción Asistida mediante la cual una mujer hace donación de la capacidad gestacional de su útero a fin de que otra persona o personas, por lo general parejas tanto hetero como homo, así como personas solas, es decir, todo hijo de vecino, pueda o puedan “tener” hijos:

Hablando de mordazas

A un servidor que vivió su salida del armario en un país que había dejado atrás "antes de ayer", como quien dice, una dictadura militar y muchas de sus leyes, básicamente las que afectaban a minorías sociales, aún estaban vigentes le provoca risa cuando no rabia, que cuatro guardianes de las esencias de lo política y, por lo general, heterocispatriarcalmente correcto comparen situaciones y circunstancias que aunque literalmente se asemejen, no pueden estar más distantes y llamen a algo una cosa que aunque vistiéndola a medida parezca, no es: aunque algunos artículos de la ley LGTBI de la F

"Trump: golpes de pecho y de risa"

Los que tenemos la mala costumbre de procurar estar informados y de hacerlo bebiendo de todas las fuentes, incluídas las no potables, asistimos entre divertidos y asombrados desde la madrugada del pasado 9 de noviembre, aniversario de la caída del Muro de Berlín (la vergüenza divisoria más manoseada de la Historia, aunque no la única ni la última) a un continuo ir y venir en los medios oficiales de periodistas y opinólogos dándose golpes de pecho por la elección por parte del pueblo estadounidense como próximo presidente de un señor que tiene previsto construir un muro en la frontera sur d

Páginas

Suscribirse a Mario Erre