La Tienda Republicana

Luis Casado

Chile. Congreso Constituyente versus Asamblea Constituyente

En el marco de las elecciones presidenciales del 2009 tuve la ocasión de debatir con Pablo Ruiz-Tagle sobre el tema constituyente. En la sede de la Universidad Católica de Santiago, por invitación de la federación de estudiantes de la PUC. Guardo de Pablo el recuerdo de un hombre afable, cortés, erudito y amable.

Hoy Pablo es el Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, y debe recordar mi insistencia en devolverle al pueblo de Chile la Soberanía que nunca perdió porque jamás la tuvo.

Armas de gilipollez masiva

Después de siglos de sequía, los economistas terminaron por descubrir algo: el libre mercado es cojonudo, un poderoso aliciente para los intercambios económicos, el progreso mundial, la acumulación de riqueza y el bienestar universal… siempre y cuando los EEUU lo dominen y hagan lo que les sale de las narices con el dólar, los aranceles, las fronteras, los sistemas de espionaje informático, los guiones de la series de televisión, el fraude impositivo y los pinches gobiernos.

Se llamaba Vladimir Ilich

El torrente de infamias y de mentiras con el que sus enemigos cubrieron a Robespierre, Saint Just, Marx, Engels, Rosa Luxemburgo, Karl Liebknecht, Lenin y otros revolucionarios, hace que la huella que dejaron en la Historia vaya atenuándose. Hoy por hoy, pocos se atreven a mencionar a Lenin. Es lo que buscan. Lamentablemente para ellos, su memoria sigue viva y su ejemplo señala el camino.

Ningún viento es favorable para quien no sabe dónde ir. (Seneca)

Chile. La deuda soberana: Un cuento de navidad

Por ahí leo que los ex pertos se inquietan de la deuda soberana del campo de flores bordado. Parece que la gestión del billete nacional es dispendiosa e irresponsable. Aun cuando los gobiernos de Bachelet en particular, y los de la Concertación/Nueva Mayoría en general, no son mi taza de té, me sorprende la campaña del terror desatada a propósito de una deuda pública que, para bien o para mal, es pecata minuta.

Páginas

Suscribirse a Luis Casado