La Tienda Republicana

Guadi Calvo

Cachemira. La guerra sucia de Modi

La guerra sucia que India libra desde hace décadas contra la población civil de Cachemira, el territorio en disputa por India y Pakistán, una riquísima región en agua y energía hidroeléctrica, que ya provocado tres guerras desde 1947, entre ambas potencias nucleares, se ha vigorizado desde la llegada al poder en 2014 del neo fascista Narendra Modi junto a su partido el Bharatiya Janata Party, (Partido Popular Indio), que en mayo último volvieron a triunfar en las elecciones generales.

Libia. Más sangre que petróleo

La ofensiva, del autodenominado mariscal Khalifa Hafther, lanzada el último 4 de abril sobre Trípoli, para conquistar la última ficha de importancia en el puzle libio, detuvo la respiración de no solo el Gobierno del Acuerdo Nacional (GNA), impuesto por las Naciones Unidas y cuya sede se encuentra en la antigua capital, sino a todos los que desde marzo de 2011 siguen la tragedia de la patria del Coronel Muhammad Gadaffi.

Nigeria, Boko Haram ¿cuál es el plan?

La ofensiva de Boko Haram, parece no tener fin. Desde principio de año se han producido casi de manera cotidiana ataques y atentados tanto contra la población civil, como contra objetivos militares.

Cuándo Nigeria todavía no se reponía de los ataques del domingo 16 de junio en Konduga, una ciudad de 220 mil habitantes, a 37 kilómetros de Maiduguri la capital de norteño estado de Borno, que dejó al menos 30 muertos y una cincuentena de heridos.

Pakistán, las nuevas wilāyat del Daesh

El Daesh, acaba de anunciar la creación de dos nuevas wilāyat (provincia) en Pakistán, e India, de su cada vez más incierto califato, fundado por Abu Bakr al-Bagdadí, en Mosul, Irak en 2014 y que desde 2015 se ubicó en el corazón de Asia Central, con el nombre de wilāyat Khorassan, que abarca todo Afganistán, la mayor parte de Pakistán, territorios del Irán y regiones de Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán.

La extraña contradanza eritrea

La oficina de comunicaciones de la región etíope de Afar, fronteriza con Eritrea, aviso que el 22 de abril, unilateralmente por parte de Asmara, fue cerrado el cruce Bure – Assab, que comunica ambas naciones. Dicho paso se había reabierto después de casi dos décadas de clausura en diciembre pasado, tras lo firmado el domingo 16 de septiembre del año pasado en la ciudad de Yeda (Arabia Saudita) con la presencia del rey saudita Salman bin Abdelaziz y el secretario general de la ONU, António Guterres, el primer ministro etíope, Abiy Ahmed y el presidente eritreo Isaias Afewerki.

Sri Lanka: Muerte en Pascuas

A las 8:45 am (hora local), la explosión combinada de ocho bombas, en tres ciudades de Sri Lanka, incluida Colombo, su capital, han vuelto a erizar la piel del mundo. No es para menos, a las pocas horas de los ataques las autoridades esrilanquesas ya han informado de 220 muertos, de ellos cerca de 40 extranjeros y más de 500 heridos, que han hecho colapsar el sistema de salud y seguridad de la isla.

Kenia: El espanto otra vez en Nairobi

En pleno centro de la ciudad de Nairobi, capital de Kenia, en el cotizado distrito de Westlands, la tarde del último martes 15, un número indeterminado de muyahidines de la organización integrista somalí al-Shabaab, irrumpieron en el complejo inmobiliario de 14 Riverside Drive que incluye el hotel de lujo DusitD2, del grupo tailandés Dusit Thani, restaurantes, un spa y varios edificios de oficinas que albergan, varias empresas internacionales como Dow Chemical y Reckitt Benckiser, BASF, Colgate Palmolive, y Pernod Ricard, entre otras mientras qu

La ratonera libia

La Unión Europea, Estados Unidos y Naciones Unidas, se ha metido en la ratonera que ellos mismo construyeron en Libia y no hacen más que fabricar planes para estabilizar el país que desestabilizaron, hace ya casi nueve años, sin acertar a apagar ese incendio en que lo convirtieron gracias, entre otras tantas cosas, a los 25 mil ataques aéreos con que las fuerzas de la OTAN, destruyendo el país que había levantado la revolución del Coronel Mohammed Gadaffi.

Páginas

Suscribirse a Guadi Calvo