La Tienda Republicana

Antonio Pintor Álvarez

El autobús de la ignorancia e intolerancia

Aunque este eslogan sea correcto en la mayoría de las ocasiones, deja fuera a un porcentaje de personas en las que esta afirmación no se corresponde con “su realidad”. Conviene aclarar que la única realidad que conocemos es la realidad cerebral, es decir aquella que crea nuestro cerebro a partir de las señales que es capaz de captar por disponer de los receptores para ello.

La otra cara de la Navidad

Debo advertir que a mí no me gusta la navidad. Ni en esencia ni en apariencia. Me explico.

Cuando hablo de esencia me refiero al mito de la “sagrada familia”, que junto al de los “reyes magos” están en el origen de estos festejos. No me gusta por la impostura que supone presentarlos como historias en vez de mitos, como puede ser Hércules, el caballo alado Pegaso, las sirenas, etc. Con el agravante añadido de ser la infancia el principal objetivo al que van dirigidos. Inoculando en sus pequeños cerebros en desarrollo unas disparatadas “historias” como si fueran ciertas.

Derechos Humanos y Medioambiente

El 5 de diciembre de 2013, hace ahora tres años, más de cien grandes ciudades chinas se cubrieron de una pesada cortina de contaminación. La visibilidad se redujo a pocos metros, provocando importantes alteraciones del tráfico y obligando al cierre de los colegios y edificios públicos. La concentración de partículas superaron el nivel  máximo de seguridad recomendado por la Organización Mundial de la Salud (25 microgramos/m3) en más de 24 veces en Shanghái y más de 40 en Beijing.

Derechos Humanos y Medioambiente

El 5 de diciembre de 2013, hace ahora tres años, más de cien grandes ciudades chinas se cubrieron de una pesada cortina de contaminación. La visibilidad se redujo a pocos metros, provocando importantes alteraciones del tráfico y obligando al cierre de los colegios y edificios públicos. La concentración de partículas superaron el nivel máximo de seguridad recomendado por la Organización Mundial de la Salud (25 microgramos/m3) en más de 24 veces en Shanghái y más de 40 en Beijing.

El obispo, la bomba y el género

Por primera vez y sin que sirva de precedente saldré en “defensa” del Sr. Demetrio Fernández, obispo de Córdoba, ante las múltiples críticas de que ha sido objeto en prensa en los últimos días. Algunas realizadas por amigos y compañeros a los que admiro y respeto.                           No lo hago porque comparta su opinión sobre la Ley de Identidad y de Expresión de Género e Igualdad Social aprobada en la Comunidad de Madrid a la que ha calificado de “bomba atómica para la iglesia”, pues mi pensamiento, principios y valores están en las antípodas de las que este Sr.

El obispo, la bomba y el género

Por primera vez y sin que sirva de precedente saldré en “defensa” del Sr. Demetrio Fernández, obispo de Córdoba, ante las múltiples críticas de que ha sido objeto en prensa en los últimos días. Algunas realizadas por amigos y compañeros a los que admiro y respeto. No lo hago porque comparta su opinión sobre la Ley de Identidad y de Expresión de Género e Igualdad Social aprobada en la Comunidad de Madrid a la que ha calificado de “bomba atómica para la iglesia”, pues mi pensamiento, principios y valores están en las antípodas de las que este Sr.

Nuestro veneno de cada día

No, no me refiero a las píldoras tóxicas que nos suministran diariamente los medios “informativos” de nuestro país con TVE a la cabeza. Se trata del aire que respiramos, el agua que bebemos y los alimentos que comemos.

Nos encontramos ante una “Crisis Ecológica Global” que afecta a cuatro dominios fundamentales para el futuro de la humanidad: la biodiversidad, la energía, el clima y la salud.

Nuestro veneno de cada día

No, no me refiero a las píldoras tóxicas que nos suministran diariamente los medios “informativos” de nuestro país con TVE a la cabeza. Se trata del aire que respiramos, el agua que bebemos y los alimentos que comemos.

Nos encontramos ante una “Crisis Ecológica Global” que afecta a cuatro dominios fundamentales para el futuro de la humanidad: la biodiversidad, la energía, el clima y la salud.

Páginas

Suscribirse a Antonio Pintor Álvarez