La Asamblea de "Bloques en lucha de Lavapiés" se reune con el Ayuntamiento y acuerdan una estrategia comjunta para frenar los desahucios especulativos

21/06/2018

El pasado 15 de junio, la asamblea de #BloquesEnLucha de Lavapiés, formada por el Sindicato de Inquilinas, PAH Centro, Lavapiés ¿Dónde vas? y vecinas del barrio, tuvieron una reunión con la Junta Municipal de Centro y las áreas de Equidad y Derechos Sociales, Desarrollo Urbano Sostenible y Economía del Ayuntamiento de Madrid.

Proindivisos SL, la empresa que está desahuciando familias en Argumosa, 11, no quiere dialogar. Foto: Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid

Comunicado

En la reunión planteamos el contexto de burbuja inmobiliaria que vive Madrid, que está generando una subida generaliza de los precios de los alquileres, de más de un 30% en los últimos tres años, llegando en algunos distritos al 40%. En definitiva, los alquileres han subido 12 veces más que los ingresos de la población, lo que está ahogando a la población, generando expulsiones masivas del inquilinato y multiplicando los desahucios por impago y los desahucios invisibles.

Este contexto está disparando la especulación. El negocio es sencillo: empresa/fondo buitre compra un edificio, en tan solo un año vacía el edificio (expulsando a personas que llevan más de 20 años en esas viviendas), reforma levemente los pisos, y los introduce de nuevo en el mercado con subidas que superan el 300%. Esos procesos generan muchísimo sufrimiento en la población, pero son legales, porque se amparan en leyes criminales que se tienen que modificar de manera inmediata.

Mientras eso suceda, en la reunión del 15 de junio le exigimos al Ayuntamiento de Madrid que se posicione del lado de la población y en contra de los especuladores, y para ello:

  1. Que declare públicamente la situación de crisis y emergencia habitacional en la ciudad de Madrid. Sabemos que las competencias en materia de vivienda se reparten entre el Congreso, las comunidades autónomas y los municipios. Pero exigimos al Ayuntamiento que utilice todas sus competencias para detener los procesos de especulación que tanto sufrimiento generan en la población.
  2. Que el Ayuntamiento de Madrid mande un mensaje claro a los especuladores. El negocio de comprar edificio- expulsar al inquilinato – reintroducir los pisos con subidas abusivas en el mercado; no será aceptado en la ciudad de Madrid.
  3. Que el Ayuntamiento utilice todos los recursos que tiene a su alcance -expropiación por incumplimiento del deber de conservación, cambio de uso de los edificios para que los especuladores no puedan seguir con sus planes, convenios de realojo, compra de edificios para destinarlos a alquiler social, petición a los juzgados de suspensión de los desahucios cuando no haya alternativa habitacional, escrupulosa disciplina en la concesión y seguimiento de licencias, etc.- para frenar y detener estos procesos. Los especuladores no son bienvenidos en Madrid.
  4. Constituir una mesa permanente de Ayuntamiento y Asamblea de #BloquesEnLucha en la que se estudien todos los casos y se coordinen respuestas conjuntas para evitar las expulsiones de la población.

En la reunión el Ayuntamiento estuvo de acuerdo en la constitución de la mesa de seguimiento de #BloquesEnLucha, así como en el diagnóstico de que la situación que se está viviendo en Madrid, como en otras ciudades, es muy grave y que se deben hacer todos los esfuerzos, tanto desde la institución municipal como desde la ciudadanía, para que se modifiquen las legislaciones y las políticas públicas que están provocando cientos de desahucios especulativos y un enorme desarraigo social. Igualmente se manifestó dispuesto a utilizar todas las medidas que le planteamos y otras, siempre estudiando la mejor opción en cada caso y con el objetivo decidido de impedir los desalojos a toda costa.

En este sentido, nos comunicaron que ya tenían una reunión prevista con los propietarios de Olmo 35, y esperaban poder tenerla de forma inminente con los de Argumosa 11, los dos edificios con situaciones más avanzadas de los que forman parte de la Asamblea de #BloquesEn Lucha. En ambos casos, el mensaje a transmitir a los propietarios será que el Ayuntamiento no va a consentir que las familias se queden en la calle.

El edificio de Argumosa 11, propiedad de Gestión Integral de Proindivisos S.L., se enfrenta a tres desahucios de forma inminente en el mes de julio, los días 2, 4 y 18, El primero de ellos amenaza a dos familias, un matrimonio con una hija minusválida y otro con dos niños pequeños y la madre embarazada. Los otros dos casos afectan a una mujer con dos hijas y un matrimonio con una. Esperamos que antes del 2 de julio se haya llegado a una solución satisfactoria, pero de no ser así, nos opondremos al lanzamiento con el apoyo seguro de todo el barrio de Lavapiés y de otros barrios de Madrid.

Por su parte el edificio de la calle Olmo 35 fue comprado el pasado 7 en una turbia operación.  Ese día a las 13.47 h se formaliza escritura de compraventa de los antiguos propietarios a MK Premium y Carrer Tigre 12 S.L. por un importe de 300.000 €. Pocos minutos después, a las 14.21 h, las anteriores empresas revenden el inmueble a Rosales 2009, S.L. y Spring Valley Investments, S.L por 580.000 €. Las plusvalías de la especulación parece que son muy rápidas.

Rosales 2009, S.L. es una sociedad del conocido Grupo Rosales, quien saltó a la palestra mediática en 2016 por ser el promotor del edificio derrumbado en la calle Lagasca 46 y en el que falleció un obrero de la construcción. El Ayuntamiento de Madrid tuvo que asumir la ejecución subsidiaria de la demolición al negarse la empresa promotora a ejecutarla de forma voluntaria.

Los inquilinos del inmueble, han recibido un burofax en el que les instan a desalojar sus viviendas por la no renovación del contrato. A Francisco, un anciano enfermo de cáncer de 83 años, se le notificó que debía abandonar su vivienda el pasado 30 de mayo. José ha sido comunicado para que desaloje su casa el próximo 31 de julio.

En estos, como en todos los casos y mientras no se detengan las expulsiones, desde #BloquesEnLuchas hacemos un llamamiento a la población a no abandonar sus viviendas. El inquilinato tiene todo el derecho a permanecer en ellas, amparado en el artículo 47 de la Constitución. Siempre que se dicten desahucios por finalización de contrato, desde #BloquesEnLucha nos opondremos a los lanzamientos y haremos un llamamiento público a la población para que acuda al #StopDesahucio y se demuestre que los derechos de las personas que habitamos Madrid están por delante del beneficio económico de los especuladores.