La Tienda Republicana

La triste dependencia de la prensa técnica

08/09/2016

Silicon Valley controla la libertad de prensa con el talonario y los periodistas llegan a aplaudir las presentaciones de productos en ruedas de prensa.

 

Peter Thiel en marzo de 2014

Carlos Hidalgo en el digital “bez.es” realiza un serio comentario de la dura realidad que viven los medios especializados y las secciones de los medios generalistas dedicados a la la información tecnológica.

El periodista señala: “El cierre del medio digital Gawker, resultado de la venganza del empresario Peter Thiel, muestra cómo los magnates de Silicon Valley tienen un concepto muy particular de la libertad de expresión. Mientras que la prensa depende cada vez más de las redes sociales para que sus contenidos sean visibles, los dueños de éstas no aceptan que los periodistas estén fuera de su control. ¿Pueden los multimillonarios acabar con la libertad de prensa? Desde luego, pueden comprar las formas de herirla.”

Tras reseñar como estos poderes realizan sus maniobras de derribo y muerte de la libertad informativa comenta que “No es extraño que muchas empresas tecnológicas quieran hacer firmar a los periodistas un acuerdo de confidencialidad antes de acreditarles en sus ruedas de prensa. O que deliberadamente boicoteen a los medios que han publicado algo que les ha desagradado; una actitud impensable en casi cualquier otro ámbito.

Hay una percepción común de muchos periodistas que cubren asuntos de tecnología de que se ven obligados a caminar por una línea muy estrecha en su relación con las grandes empresas, lo que ha convertido a las secciones de tecnología de los medios en sitios donde se publican acríticamente notas de prensa sobre eventos, aparatos y software.

Y pocas veces se hace periodismo de investigación serio acerca de las consecuencias que estas tecnologías tienen en nuestra vida y la responsabilidad de unas empresas que controlan gran parte de nuestros datos personales y la información que nos llega. De hecho, en Silicon Valley, los periodistas aplauden en las ruedas de prensa.

Y no sólo se trata de cerrar medios, como en el caso de Gawker, sino que también se les puede comprar directamente. Tal ha sido el caso el Washington Post, comprado por Jeff Bezos, el dueño de Amazon.

Así, cuando el New York Times denunció que los empleados de Amazon se veían sometidos a condiciones de trabajo y estrés extremas, el Washington Post pasó de puntillas sobre el tema, con un titular que se cuestionaba si era para tanto.

Como se planteaba la articulista de The Guardian Marina Hyde, ¿quién será el próximo millonario que quiera derribar a un medio que le moleste? O, como escribieron en Gawker, estas son las consecuencias de una libertad de prensa que es totalmente alienígena para una nueva clase de millonarios que sólo han conocido los jaleos de las animadoras.”

Podemos decir que estos hechos son una realidad cotidiana en la prensa técnica española.

Artículo completo: http://www.bez.es/912953446/Silicon-Valley-controla-la-libertad-de-prensa-a-golpe-de-talonario.html?origin=newsletter&id=20&tipo=3&identificador=912953446&id_boletin=644990650&cod_suscriptor=919065904

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.