La Tienda Republicana

Las ventajas de los microcréditos, entendiendo su éxito

¿Qué tienen estos créditos que los hace tan solicitados? Lo desgranamos.

No son nada nuevo, pero la llegada de internet y el salto a lo digital ha hecho que vuelvan a estar en boca de todos, sobre todo en meses tan complicados como enero y su cuesta. El terreno de los Microcreditos en España está repleto de opciones que pueden ser más o menos interesantes, pero que tienen siempre una idea en común: ofrecer una suma de dinero reducida en tiempo récord.

Como decíamos, este es un campo plagado de ofertas de diferentes entidades financieras. Son numerosas las compañías que se lanzan a este mercado para intentar ofrecer una ayuda económica a quienes la necesiten, sea para salir del paso en un mes complicado, para realizar una compra voluminosa o para contar con un capital extra para arrancar un proyecto.

Lo cierto es que no importan las razones, ya que estas entidades no se preocupan por el por qué, sino más bien por el cómo. Todo el trámite que plantean necesario para solicitar el dinero resulta ser algo sencillo y fácil de llevar a cabo, siendo precisamente una de las mayores bondades de un sistema que ha encontrado en internet un nuevo lugar no solo para asentarse, sino también para crecer y evolucionar. Todo con el fin de ofrecer algo más eficaz y ajustado al consumidor.

Y, ¿qué es exactamente lo que ofrecen para generar tanta tracción entre el público que se acerca a ellos? Bien podríamos pensar que la respuesta es sencilla: dan dinero de forma fácil y rápida. Sin embargo, es el conjunto de todo lo que los envuelve lo que los hace especialmente atractivos.

Vamos a hablar en profundidad de las bondades del sistema de microcréditos online para que los conozcas bien antes de adentrarte a explorarlos por tu cuenta. Esta información te va a ser de gran utilidad en el caso de que necesites uno y no sepas por dónde empezar.

¿Por qué son tan interesantes los microcréditos online?

Lo primero que tenemos que hacer es escoger un caso que sea destacado, como el de Solcredito. Esta empresa condensa rápidamente lo que diferencia al microcrédito del crédito tradicional, ofreciendo un primer préstamo de un máximo de 800 euros a cambio de realizar un proceso de comprobación online que se lleva a cabo en minutos. No necesita más que eso para otorgar el dinero, aunque luego se exija la pertinente devolución cuando se cumpla el plazo establecido.

Pero hay más aspectos de esta firma que, de hecho, sirven para entender el porqué del éxito de esta propuesta económica. Podemos mirar también a otra compañía del mismo sector, como es el caso de los Microcreditos de Creditea, para entenderlo mejor. Al igual que con la anterior, solo hace falta seguir unos sencillos pasos con la primera solicitud, pero también hay que sumar que los intereses son nulos en esta primera toma de contacto.

Lo que el solicitante debe pagar, en el caso de que se apruebe su petición, es el importe equivalente al dinero pedido. No hay intereses y, en muchos casos, tampoco hay comisiones. Si pides, por ejemplo, 400 euros, tienes que pagar 400 euros. Ni un céntimo de más por alguna clase de porcentaje añadido. Todo totalmente limpio y transparente.

Este punto de partida es algo que hace especialmente interesantes a estos préstamos de tamaño reducido. Sin embargo, hay más factores que aparecen con otras entidades que también suman al conjunto, y precisamente lo hacen restando.

Podemos echar un vistazo a los Microcreditos de Zaplo. Una de las ventajas de estos es que disponen de la opción de solicitar créditos rápidos, lo que implica un proceso de aprobación de unos segundos y una transferencia de dinero que puede llevarse a cabo en minutos o, a lo sumo, en un máximo de 24 horas. Para casos de urgencia, en los que el dinero sea necesario en el menor tiempo posible, este es un valor añadido que da un elevado grado de interés con respecto al producto.

Y su propuesta no acaba ahí. Además de la simplificación de todo el proceso de solicitud y la comodidad que esto supone para el cliente, la flexibilidad de los micropréstamos es otra de las grandes bondades, sino la que más, que atraen al público. Poder solicitarlos como líneas de créditos o como préstamos es lo que da un plus de versatilidad, pero el hecho de poder solicitarlos incluso figurando en ASNEF es otra de esas bondades tan positivas para el consumidor. La cosa va aún más allá, ya que en caso de no llegar al plazo estipulado se pueden solicitar prórrogas y, en ocasiones, sin ningún cargo adicional.

Son, como decíamos, un producto económico que está convirtiéndose en la solución favorita de los hogares, y con estos datos queda más que claro el porqué.