Redacción •  Negocios y Ocio • 12/08/2020

La situación de los casinos online con dinero real en España luego de las restricciones

El uso de Internet ha acaparado la mayoría de las prácticas humanas. Entre ellas, también se cuentan los juegos de apuestas. Si bien el porcentaje del juego online es ínfimo en comparación con los números totales de la banca, la tendencia en las últimas décadas ha sido de crecimiento sostenido. Tanto es así que, aun en épocas de recesión como la actual, los casinos online se perfilan como las industrias con mejor proyección al futuro pospandemia.

La situación de los casinos online con dinero real en España luego de las restricciones

El boom de los casinos online

Los servidores de juego en línea tienen la ventaja de valerse de la inmediatez de Internet para ofrecer sus servicios, además de la practicidad de poder acceder desde el teléfono móvil. Así pues, esa ubicuidad les ha valido un público numeroso y un crecimiento sostenido a lo largo de años. De hecho, se espera que, en tanto aumente el imperativo uso de Internet, también se difundirán más los juegos de apuestas, así como todas las demás prácticas virtuales. Tal es la variedad actual de portales de juego en la web, que muchos de ellos conllevan riesgos relativos a la seguridad. Para evitar caer en las garras de estafadores, se puede consultar esta guía sobre los casinos con dinero real en casinosonlinefiables.net. Asimismo, se recomienda verificar que los operadores de juego cuenten con los sellos de las entidades habilitantes. En el caso de España, se trata de la DGOJ (Dirección General de Ordenación del Juego, institución que forma parte del Ministerio de Hacienda). El logo de seguridad suele rezar «Jugar Bien».

Polémicas con el gobierno

A pesar de su prosperidad, el juego online se ha encontrado con una situación desfavorable tanto en España como en muchos países del mundo. Ocurre que ciertos gobiernos no ven con buenos ojos la naturaleza de la industria de las apuestas. Algunos países incluso prohíben por completo los casinos online en su jurisdicción. En el caso de España, el gobierno de Pedro Sánchez se dispuso a regular más estrictamente la actividad de la banca. Así está propuesto en el acuerdo firmado entre el PSOE y Unidas Podemos para la coalición gubernamental. Los principales ejes de este plan son desalentar el juego entre menores y prevenir conductas desordenadas relativas a las apuestas, como la ludopatía y sus afecciones derivadas. Esta política es coherente con los estudios de la DGOJ, que informan que la mayoría de los apostadores se inicia en la práctica antes de alcanzar la mayoría de edad, y con el correr del tiempo invierten sumas cada vez mayores.

Entre las medidas tomadas antes de la pandemia, se contaba la restricción publicitaria en radio y en complejos deportivos donde entrenaran menores de edad.

Covid-19: el punto de inflexión

Como en muchas otras áreas de la vida, la pandemia fue un factor fundamental en la relación entre el gobierno y la industria del juego. A partir del Real Decreto-ley 11/2020, mediante el cual Pedro Sánchez extendía la cuarentena, se incluyeron restricciones estrictas a la publicidad del juego online. Los representantes del sector pusieron el grito en el cielo, ya que es a través de sus mecanismos publicitarios que los casinos se garantizan un constante flujo de nuevos usuarios. Sin embargo, en cuestión de 48 horas debieron desmantelar su aparato de newsletters, cadenas de correo electrónico, anuncios en portales de noticias y redes sociales, y un largo etcétera. Asimismo, se prohibieron los bonos de bienvenida y otras promociones que tienden a captar jugadores. El gobierno justificó su medida con el argumento de que la publicidad invasiva del juego online no era un buen estímulo para los grupos más vulnerables en medio del confinamiento obligatorio extendido. Este razonamiento es coherente, si se tiene en cuenta que los sectores más afectados por el Covid son los menos privilegiados de la sociedad. Ante la amenaza de la enfermedad y el tedio por el encierro, pareció una buena idea prevenir la ludopatía.

La historia después del confiamiento

Una vez que el Real Decreto-ley 11/2020 fuera derogado, la actividad publicitaria de los casinos volvió a la normalidad. Sin embargo, no durante mucho tiempo, ya que el ministro de Consumo, Alberto Garzón, envió un proyecto a las Naciones Unidas para poner un freno al juego online. Este plan ya ha sido aprobado, y el ministro Garzón vaticinó que el programa se pondrá en marcha a partir de octubre a través de un decreto. Los representantes de la industria del juego mutiplican sus reclamos por lo que consideran que es un ataque contra su libertad de ofrecer un servicio ético y legal.


Redacción /