La Tienda Republicana

Asociaciones memorialistas crean un ente organizativo para el conjunto de entidades, asociaciones y colectivos de la Memoria Histórica y Democrática de Andalucía

El Grupo Promotor de “La Pañoleta” convocó a una reunión el 30 de Marzo de 2019, a las 10.00 h., en los locales del Centro Cívico de la Buhaira (Avda. de la Buhaira s/n, en Sevilla), para la constitución de un ente organizativo memorialista andaluz con el objeto de avanzar en la constitución de este ente que asuma los objetivos de defender, impulsar y ser catalizador de las actuaciones en materia de Memoria Histórica en Andalucía.

El encuentro sirvió para impulsar la creación de un ente organizativo para el conjunto de entidades, asociaciones y colectivos de la Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, que facilite la coordinación de acciones concretas en defensa de las políticas de Memoria que todos defendemos y a favor de la reparación y dignificación de las víctimas de la represión franquista en Andalucía.

Se trata de formar una coordinación que aproveche la fuerza del movimiento asociativo, dé respuestas consensuadas por parte del movimiento memorialista de Andalucía, defienda la aplicación de la Ley y la necesaria reparación de las víctimas y familiares.

DECLARACIÓN DE LA ASAMBLEA POR LA MEMORIA HISTÓRICA Y DEMOCRÁTICA

LA BUHAIRA – SEVILLA

Los sucesivos y contradictorios anuncios del Gobierno de la Junta de Andalucía surgido de las últimas elecciones autonómicas del 2 de diciembre de 2018, derivados de las numerosas exigencias planteadas por parte del grupo de ultraderecha que lo sostiene desde su apoyo parlamentario y que van en la línea de provocar una involución en la implementación de las políticas para la recuperación de la memoria histórica en Andalucía, con medidas como la derogación de la Ley 2/2017, de 28 de marzo, de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía; la paralización de las actuaciones recogidas en el I Plan Andaluz de Memoria Histórica y Democrática 2019-2023; la interrupción de las actuaciones iniciadas y proyectadas en fosas del franquismo en Andalucía; la eliminación de la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, etc., nos provoca una profunda preocupación.

Anuncios que en numerosos casos no son más que meros eufemismos de lo que abiertamente no se atreven a anunciar, ante la inminencia de los procesos electorales a celebrar en los próximos meses. Como, por ejemplo, ha ocurrido con la no explicada pero si reiterada Ley de Concordia, sin haber tenido en consideración que es precisamente la concordia uno de los valores democráticos inspiradores de la Ley Andaluza de Memoria Histórica y Democrática, como se expresa nítidamente en el artículo 2 de ésta, en lo referente a sus principios generales.

Esta preocupación se ha venido manifestando en las últimas semanas y en multitud de actos públicos, promovidos por diferentes colectivos memorialistas de Andalucía en los que, al mismo tiempo, se advertía de una alarmante ausencia de respuesta unitaria de este movimiento, que hiciera frente al avance de esas intenciones involucionistas en las políticas de memoria histórica por parte del Ejecutivo andaluz.

Hemos visto, por tanto, la necesidad de celebrar esta asamblea entre representantes de los colectivos presentes, para profundizar en el análisis de la situación descrita y, al mismo tiempo, estudiar actuaciones a desarrollar por el conjunto del movimiento memorialista andaluz, para frenar las políticas anunciadas por el nuevo gobierno de derechas de la Junta de Andalucía.

Sin ánimo de querer ser protagonistas ni pretender representar a la totalidad del movimiento memorialista -que es muy amplio y diverso- pero con la convicción de que debíamos ser impulsores y partícipes de un movimiento integrador del mismo, hemos tomado esta iniciativa. Conscientes de la necesidad de unidad del movimiento memorialista, esta asamblea mandata a una comisión elegida ex profeso para que produzca un encuentro con la comisión homónima elegida por los asistentes a la asamblea de Málaga el pasado 23 de marzo, así como con cualquier otra que se pudiese producir.

Porque, como claramente se expone en la Exposición de Motivos de la Ley Andaluza de Memoria Histórica y Democrática: “hay que tener en cuenta que el movimiento asociativo en nuestra comunidad autónoma ha desempeñado un papel fundamental en el mantenimiento y la reivindicación de la Memoria Democrática en Andalucía, jugando un papel crucial en las actuaciones memorialistas en nuestra tierra y en recordar a las instituciones su deber con respecto a la ciudadanía. Ha sido, en gran parte, el impulso que desde la sociedad civil se ha dado el que ha llevado a que los poderes públicos asuman como propias las políticas relativas a la Memoria Democrática, como políticas públicas encaminadas a la defensa de los derechos ciudadanos”. Así debe continuar siendo la relación entre las diferentes entidades memorialistas y las administraciones públicas, en la implementación de éstas políticas de recuperación de la memoria histórica y democrática.

Un amplio grupo de familiares de víctimas de la represión franquista y de representantes de colectivos memorialistas, con nutrida experiencia en la ejecución de numerosos proyectos de monumentalización de dignificación de víctimas; búsqueda de fosas del franquismo; exhumación e identificación de cuerpos; de investigación; de reparación y sensibilización; nos constituirnos hoy aquí, en esta Asamblea, para y debatir al respecto de la situación actual y futura que el cambio de gobierno pueda ir planteando. Siempre desde el respeto y la consideración a las actividades que se sigan realizando por los diferentes colectivos memorialistas.

Esta Asamblea que celebramos hoy, en modo alguno tiene carácter excluyente, sino una clara intencionalidad integradora de la mayoría del movimiento memorialista andaluz. Una buena muestra de ello se refleja en la asistencia o el apoyo expresado, tanto a título personal como en nombre de sus respectivas entidades memorialistas y que son:

  • Malenos en Mauthausen.
  • Asociación Pro-Memoria Democrática de la Vega Media del Guadalquivir. Coordinadora Cuenca Minera del Río Tinto para la Memoria Histórica.
  • Foro por la Recuperación de la Memoria histórica del Puerto de Santa María.
  • Asociación Memoria, Libertad y Cultura Democrática de Camas. Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de El Coronil. Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva.
  • Sección Territorial Memoria Libertad y Cultura Democrática de San Juan del Puerto.
  • Familiares de Víctimas de El Madroño. Familiares de Víctimas de Montellano. ARMH de la provincia de Jaén.
  • Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica. Asociación de Memoria Histórica de Ronda.
  • Adriano Antinoo.
  • Asociación Manuel Barrios Jiménez. ALUMBRA (Bebés Robados).
  • Memoria Histórica de Puerto Real. Asociación “Dejadme Llorar”.
  • UGT-Sevilla. CC.OO. Sevilla.
  • Asociación Memoria, Libertad y Cultura Democrática.
  • Foro ciudadano para la recuperación de la MH de Andalucía. Memoria, Libertad y Cultura Democrática de Andalucía.
  • Asociación para la Defensa de las Víctimas del Franquismo. Asociación Cultural por la MH de Lebrija.
  • Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Trebujena. Víctimas del Franquismo de Lucena (Florentina Rodríguez Borrego).
  • Adhesión personal de Concha Morón Hernández (Ex-vicepresidenta de AMHyJA).
  • Antonio Barragán Moriana, Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Córdoba.
  • Familiares de represaliados de Santa Cruz (Remedios Gómez y Julián Molina).
  • Juan Ramón Barbancho Rodríguez, Historiador e investigador sobre la homosexualidad en el contexto de la Memoria Histórica.
  • José Rojas del Valle. Presidente de la Comisión Municipal de la Memoria Histórica de Córdoba.
  • Antonio Manuel Rodríguez. Escritor y Profesor de Derecho de la Universidad de Córdoba.
  • Alejandro Ruíz Huerta. Profesor de Derecho y abogado laboralista superviviente de la ¨Matanza de Atocha.

-

Venimos a este encuentro con el deseo de que, de manera unánime, impulsemos la creación de un ente organizativo para el conjunto de entidades, asociaciones y colectivos de la Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, que facilite la coordinación de acciones concretas en defensa de las políticas de Memoria que todos defendemos y a favor de la reparación y dignificación de las víctimas de la represión franquista en Andalucía.

Una entidad orgánica que adquirirá la forma y denominación de Coordinadora Andaluza por la Memoria Histórica y Democrática, que no debe ni puede ser excluyente, como ya se ha dicho, ni debe tener compromiso partidario con ninguna marca política. Así se decide de forma mayoritaria por esta Asamblea que pasa a constituirse en Asamblea Constituyente para la formalización de esta Coordinadora fijándose para la fecha de 4 de mayo de 2019 para la celebración de la Asamblea General.

Nuestro objetivo principal debe ser servir de enlace cooperativo familiares y asociaciones con las instituciones públicas para llevar a cabo los objetivos que, en materia de Memoria Histórica, se recogen en las leyes de memoria: la estatal, Ley 52/2007, y la andaluza, Ley 2/2017. No nacemos para sustituir nada ni a nadie, sino para ser una herramienta útil al servicio de las víctimas, sus familias y las asociaciones que las representan.

Dispondremos de un inmejorable capital humano, compuesto por decenas de mujeres y hombres pertenecientes a entidades de todas las provincias de Andalucía. Personas con experiencia en exhumaciones de fosas, tramitación de expedientes, construcción de espacios memoriales, en la conocida como Querella argentina, investigaciones locales, etc. Tenemos la obligación de poner nuestro conocimiento y nuestra voluntad al servicio de lo más esencial de nuestra actividad: la víctima y su familia.

Una entidad que sirva de interlocutor entre éstas y los poderes públicos; que actúe como observatorio permanente del cumplimiento y desarrollo de las políticas actualmente en vigor en materia de memoria histórica y democrática en el ámbito de la comunidad autónoma andaluza, sus mejoras o la denuncia de su incumplimiento; que ponga a disposición de las diferentes iniciativas públicas su experiencia para la óptima ejecución de los diferentes proyectos pendientes o en curso y que ponga en el centro de su compromiso la dignificación de la memoria de la víctima y la reparación del duelo de sus familias.

En definitiva –desde la permanente búsqueda de la verdad, la justicia, la reparación y la garantía de no repeticiónla construcción de un futuro en paz y en convivencia, sobre la base del acompañamiento y amparo a víctimas y familiares, que facilite hacer el duelo y cerrar las heridas durante tantísimos años abiertas.

Intenciones generales que quedan concretadas en los siguientes objetivos prioritarios:

  1. La defensa de las víctimas de la represión franquista, la exigencia de su reparación y la dignificación de su memoria.

  2. La continuidad de la vigencia y la implementación de la Ley 2/2017, de 28 de marzo, de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía.

  3. La ejecución del I Plan Andaluz de Memoria Histórica y Democrática en los términos acordados por el Consejo de Gobierno de Andalucía del 13 de noviembre de 2018.

  4. La exigencia al Gobierno y al Parlamento de Andalucía de la continuación de las políticas públicas para la recuperación de la Memoria Histórica en los términos en los que se ha venido produciendo hasta ahora en nuestra Comunidad Autónoma y hasta que no se complete el proceso de reparación de todas las víctimas de la represión franquista en Andalucía.

  5. La exigencia de justicia para estas víctimas de la represión franquista en Andalucía, desde la perspectiva del Derecho Internacional para la protección de los Derechos Humanos tal y como recoge la Declaración del Grupo de Trabajo de Desapariciones Forzadas de la ONU del año 2013, cuyas recomendaciones fueron manifiestamente recogidas en el articulado de la Ley Andaluza 2/2017 de Memoria Histórica y Democrática.

  6. El reconocimiento del derecho de las Asociaciones Memorialistas a informar y ser tenidos en cuenta estos informes, sobre la desaparición represiva y forzosa de hombres y mujeres, como una exigencia de Derechos Humanos que se conculcaron contra ellos y ellas y que hoy, en una sociedad democrática, son una exigencia que ni puede ni debe esperar más.

  7. El conocimiento de Memoria Histórica y Democrática por parte de las generaciones jóvenes a través de los programas de educación pública, y la promoción de la Cultura Democrática como garantía de convivencia en paz, libertad e igualdad para todos y todas los andaluces y andaluzas.

Sevilla, 30 de marzo de 2019.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.