La Tienda Republicana

Se presentó desde Asturias una nueva denuncia en la Querella Argentina que pide la exhumación del Pozu Funeres

Los nietos de Enrique piden la exhumación de esa fosa para tratar de identificar restos de su abuelo. Confían en que la Justicia argentina pueda lograr "lo que la española niega sistemáticamente", dicen en su escrito.

Este miércoles 13 de febrero se presentó en el Consulado de Argentina en Madrid la denuncia de tres hermanos que presentan el caso de la desaparición de su abuelo, Enrique Suárez Ferrera, minero vecino de La Rina (Samartín del Rei Aurelio), para unirlo a los demás casos que forman parte de la conocida como Querella Argentina.

El 13 de abril de 1948, cuando iba a trabajar a la mina, lo detuvo la Guardia Civil. Una vecina le contó a la esposa de Enrique, Manuela Nava, que había visto a los guardias llevarlo camino de la montaña de Peñamayor. Cuando dos de sus hijas trataron de buscarlo en esa dirección, no les dejaron pasar y las amenazaron con llevarlas presas a ellas también. Todo parece indicar que el cuerpo de Enrique acabó arrojado en el Pozu Funeres con otras tres personas que también detuvieron ese día: Jesús García Iglesias, de Les Felechoses, Silvino Díaz Méndez, de El Xumíniz, y Ramón Rodríguez Argüelles, de La Camperona.

Los nietos de Enrique piden la exhumación de esa fosa para tratar de identificar restos de su abuelo. Confían en que la Justicia argentina pueda lograr "lo que la española niega sistemáticamente", dicen en su escrito.

Otra denuncia presentada en 2016 desde Asturias también solicitaba la exhumación del Pozu Funeres, por el caso de otro minero, Erasmo Alonso Martínez, de Los Barreros (Llaviana), asesinado en 1948 y tirado a la sima. De momento,  gracias a un exhorto de María Servini de Cubría, la jueza argentina que instruye la Querella, en 2016 ya se pudo exhumar en Guadalajara una fosa común a petición de Ascensión, la hija de uno de los asesinados allí, Timoteo Mendieta.

Hasta ahora, son 27 las personas y entidades que se han sumado desde Asturias a la Querella Argentina denunciando sus casos, que afectan en total a alrededor de medio millar de víctimas.

-

Preséntase dende Asturies una denuncia nueva na Querella Arxentina que pide la exhumación del Pozu Funeres

Esti miércoles 13 de febreru presentóse nel Consuláu d’Arxentina en Madrid la denuncia de trés hermanos que presenten el casu de la desaparición de so güelu, Enrique Suárez Ferrera, mineru vecín de La Rina (Samartín del Rei Aurelio), p’axuntalu a los demás casos que formen parte de la conocida como Querella Arxentina.

El 13 d’abril de 1948, cuando diba a trabayar a la mina, prendiólu la Guardia Civil. Una vecina cuntó-y a la muyer d’Enrique, Manuela Nava, que viere a los guardies llevalu camín del monte de Peñamayor. Cuando dos fíes d’él trataron de buscalu nesa dirección, nun les dexaron pasar y amenazáronles con llevales preses a elles tamién. Too paez indicar que’l cuerpu d’Enrique acabó tiráu nel Pozu Funeres con otres trés persones que tamién prendieron esi día: Jesús García Iglesias, de Les Felechoses, Silvino Díaz Méndez, d’El Xumíniz, y Ramón Rodríguez Argüelles, de La Camperona.

Los nietos d’Enrique piden la exhumación d’esa fosa pa tratar d’identificar los restos de so güelu. Enfótense en que la Xusticia arxentina pueda llograr "lo que la española niega sistemáticamente", dicen nel so escritu.

Otra denuncia presentada nel 2016 dende Asturies tamién solicitaba la exhumación del Pozu Funeres, pol casu d’otru mineru, Erasmo Alonso Martínez, de Los Barreros (Llaviana), asesináu en 1948 y tiráu al pozu. De momentu,  gracies a un exhortu de María Servini de Cubría, la xueza arxentina qu’instruye la Querella, nel 2016 yá se pudo exhumar en Guadalajara una fosa común a petición d’Ascensión, la fía d’ún de los asesinaos ellí, Timoteo Mendieta.

Hasta agora, son 27 les persones y entidaes que se sumaron dende Asturies a la Querella Arxentina denunciando los sos casos, qu’afecten en total a alredor de mediu millar de víctimes.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.