La Tienda Republicana

David Moscoso: "VOX solicitó expresamente presidir la Mesa de la Comisión de Cultura y Memoria Histórica y Democrática del Parlamento"

  • Vox presidirá de la comisión de Cultura y Patrimonio Histórico del Parlamento Andaluz, que tiene incluidas las competencias de Memoria Histórica, tras acuerdo del tripartito PP-Ciudadanos-Vox.
  • El partido ultraderechista reclamaba la creación de una comisión de Familias que también esperaba presidir, pero según afirman el parlamentario de Adelante Andalucía David Moscoso, pidió expresamente presidir la presidencia de la Comisión de Cultura, que cuenta con las competencias de memoria histórica, a lo que accedieron los grupos de PP y Ciudadanos.

La formación de Santiago Abascal, con 12 diputados y sostén del Gobierno de Juan Manuel Moreno, ha pactado con el PP la derogación de la Ley de Memoria -que fue aprobada sin votos en contra- y sustituirla por una Ley de Concordia. La presidencia de esa Mesa no fue fruto de un acuerdo entre los cinco partidos que tienen representación en el Parlamento Andaluz según adelante Andalucía, sino una "imposición" de los tres grupos de derecha y extrema derecha que, de antemano, entregaba a Vox esa función.

En la anterior legislatura, las competencias memorialistas de la Junta de Andalucía estaban en la Consejería de Presidencia, pero el Ejecutivo de PP y Ciudadanos las ha trasladado al departamento de Cultura, que dirige la popular Patricia del Pozo.

Así pues, dejar la Comisión de Cultura en manos de Vox ha sido una "imposición del tripartito de derechas" según fuentes de Adelante Andalucía. "Trajeron la propuesta de reparto cerrada y dejaron los huecos para PSOE y Adelante".

El parlamentario David Moscoso lo ha confirmado y ha publicado lo siguiente en su cuenta de Facebook;

"VOX presidirá la Mesa de la Comisión de Cultura y Memoria Histórica y Democrática del Parlamento.

No es una broma, no es una tomadura de pelo, es real. Gracias al pacto de PP, C's y VOX, los tres grupos parlamentarios se repartieron las presidencias de las Mesas de las Comisiones Parlamentarias días atrás, y fueron con ese pacto blindado al Parlamento.

En ese pacto, VOX solicitó expresamente Presidir esa Mesa, sólo digo eso. No solicitó presidir la Mesa de la Comisión de Empleo, Educación o Sanidad. ¡No!, quería presidir esa Mesa, porque realmente es lo que le preocupa: que la gente tenga memoria histórica y democrática, no que funcione la sanidad, la educación o las políticas de empleo.

¿Qué significa Presidir una Mesa en el Parlamento? El Presidente tiene derecho de veto de las iniciativas de Ley que se tramiten, por ejemplo, sobre Memoria Histórica, tanto para darles curso a iniciativas de impulso, como para promover iniciativas de ley dirigidas justamente a derogar una Ley.

En fin, esto vaticina que en esta Legislatura se tramitará una iniciativa de Ley para derogar la Ley de Memoria Histórica y Democrática. Volvemos de nuevo al inicio de nuestra democracia, renunciamos a lograr la necesaria justicia, reparación y verdad para las víctimas de la dictadura franquista. Lo lamento por los familiares de quienes aún esperan que se haga justicia con los padres, madres, abuelos y abuelas, hermanos o hermanas, que fueron asesinados injustamente."

La Ley de Memoria democrática andaluza de 2017 -presentada por IU en 2011- es pionera en España porque mejora diversos aspectos respecto a la ley estatal aprobada en 2007. Amplia la condición de víctima de la Guerra Civil y el franquismo a colectivos como los familiares de represaliados, los niños robados, colectivos sometidos a especial persecución como los homosexuales, las mujeres vejadas -sometidas a purgas con aceite de ricino, rapadas al cero, a las que se les vetaba hasta el luto por sus familiares...- o prisioneros en campos de exterminio nazi en distintos puntos de Europa. Hasta ahora, la norma nacional habla básicamente de fusilados, guerrilleros, condenados o exiliados. El marco temporal abarca de 1931 a 1982, lo que incluye, por ejemplo, a los niños robados hasta después de la "Transición". Además, se puede expropiar temporalmente una propiedad privada para la exhumación si el dueño no está dispuesto a ayudar, siguiendo un portocolo de Naciones Unidas. La Ley también refuerza el régimen de protección legal de los espacios, enclaves, bienes muebles y documentos vinculados con la recuperación de la memoria histórica. A diferencia de la Ley Zapatero, la andaluza establece igualmente una "Comisión de la Verdad" que tiene por objetivo contribuir al esclarecimiento global de las graves violaciones que se produjeron en Andalucía en esos años. La norma estima que los delitos del franquismo son "crímenes contra la humanidad o de lesa humanidad", basándose en las categorías que establece el Tribunal de Nuremberg. No prescriben, por tanto, nunca. Esto choca con la Ley de Amnistía aprobada en España en 1977, una especie de borrón y cuenta nueva con el que tratar de pasar página, que el entonces Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE), defendía al aprobar la norma estatal porque había que respetar el "espíritu de la Transición". En cuanto a la retirada de símbolos fascistas, la ley elimina las razones artísticas que la norma de Zapatero aún contemplaba y por la que se estaban salvando no pocos monumentos y homenajes fascistas en Andalucía y el resto de el país.