El PCA exige que se cumpla ‘a rajatabla’ la Ley de Memoria Democrática de Andalucía y avisa de que estará frente a quien pretenda reescribir la historia

Ernesto Alba señala que uno de los propósito de la Marcha de la Desbandá es “exigir el avance político, democrático, social e igualitario que significaría una tercera república en España”.

El secretario general del Partido Comunista de Andalucía, Ernesto Alba, ha exigido hoy al nuevo gobierno de la Junta de Andalucía el cumplimiento ‘a rajatabla’ de la Ley de Memoria Democrática y ha avisado que estarán ‘en frente’ de quien pretenda reescribir la historia.

Alba, que ha participado hoy en la primera etapa de La Desbandá junto al coordinador general de Izquierda Unida, Alberto Garzón. En esta marcha senderista, en su tercera edición, conmemora el 81 aniversario del episodio de la guerra civil en la que el bando fascista bombardeó a la población que huía de la guerra en Málaga por la carretera hacia Almería.

Para Ernesto Alba, esta conmemoración tiene dos objetivos. El primero es “rescatar del silencio y del olvido el crimen fascista que hizo que miles de personas indefensas tuvieran que abandonar sus hogares para desplazarse y huir de la guerra”. El segundo objetivo, para Alba, es “exigir el avance político, democrático social e igualitario que significaría una tercera república en España”.

Por ello, el secretario general del PCA ha dicho que su formación fue impulsora de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía y, como tal, exige su cumplimiento.

“Instamos al gobierno de Andalucía a que no asfixie esta Ley por la vía de su no financiación”, ha dicho Alba que ha pedido “respeto, dignidad y justicia” para todas las personas que fueron asesinadas por el régimen fascista.