La Tienda Republicana

El Foro de la Memoria Democrática de Sanlúcar de Barrameda no olvida el 80 aniversario del golpe militar contra la República

Bienvenido Chamorro Merino. Fue el último alcalde de Sanlúcar de Barrameda durante la Segunda República. Era socialista (de la tendencia de Largo Caballero), natural de Martos (Jaén) (1891-1936), soltero, de profesión comerciante (era propietario de un pequeño comercio de ultramarinos en la actual calle Ancha). Fue fusilado en la madrugada del 19 de agosto de 1936 a los 45 años en la carretera de El Puerto de Santa María,en el pago de Las Majadillas junto al también socialista y secretario particular de Bienvenido, Enrique Porres Fajardo; y los republicanos Manuel Barrios Bernal (Concejal del Ayuntamiento) y Cándido Luelmo Tolentino, este último Catedrático de Física y Química en el Instituto de Segunda Enseñanza de Sanlúcar de Barrameda

A Bienvenido Chamorro aún lo recuerdan algunas personas que vivieron aquellos días y que conservan en su memoria la imagen de un hombre bueno y justo.

Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla, decía Cicerón. Un pueblo que conoce su historia, reconoce sus errores y evitará volver a cometerlos. Hoy lunes 18 de julio de 2016 se cumplen 80 años del golpe militar contra el gobierno de la II República elegido democráticamente por los españoles. y que fue la causa de una guerra civil. La República no fue un fracaso que «conducía inexorablemente a una guerra», sino que fue destruida por ese golpe militar, con la connivencia de países extranjeros y que, al no triunfar en buena parte del territorio, se encaminó de forma irremediable a una guerra civil, que se llevó por delante cerca de un millón de personas, los datos exactos no se conocen. Fue políticamente antidemocrático; jurídicamente anticonstitucional; socialmente conservador y tradicionalista; espiritualmente clerical; ideológicamente totalitario; económicamente capitalista; militarmente absolutista; y moralmente inhumano. El plan comprendía una acción de fuerza militar, desde diferentes puntos de España y África; una colaboración religiosa y una acción social, que debía poner en juego a la banca, la judicatura, la industria, y a grupos políticos de acción violenta, como así ocurrió

En Sanlúcar, como en la mayor parte de Andalucía y de España. no hubo guerra, porque el golpe militar triunfó y lo que se produjo fue un genocidio, que se traduce en nuestra ciudad a 136 personas asesinadas, contabilizadas hasta la fecha, pero que siguen apareciendo más. Aunque ya sus nombres han quedado inscritos para siempre en el monumento que se erigió en el Mirador de la Memoria, frente al Castillo Santiago, lugar del que la mayoría de ellos fueron sacados para asesinarlos en el verano y otoño de 1936, queremos relacionar de nuevo sus nombres para que no permanezcan en el olvido:

Abel Romero, Manuel

Aldón Rodríguez, Luis

Alfonseca Castro, Tomás

Alhambra García, José

Amate Vidal, Antonio

Amate Vidal, Mariano

Antolino Fernández, José Ramón

Arocha Romero, Antonio

Arocha Romero, Félix

Asquerino Romo, Rafael

Barrios Bernal, Manuel

Venegas Sánchez, Miguel

Blasco Romero, José

Boch Nazareno, Manuel del

Brito Vidal, Manuel

Caballero Pizarro, Manuel

Canalejo Moreno, José

Cao Ponce, José

Caro Espinar, Juan

Cerezuela Arama, Antonio

Chamorro Merino, Bienvenido

Corbalán Pérez, Miguel

Crespo Mellado, Juan

Cuevas del Castillo Luna, Antonio

Castro Caballero, Serafín de

Torre Fajardo, Enrique de

Díaz García, Manuel

Díaz Revuelta, Segismundo

Díaz Romero, Alfredo

Domínguez García, Juan

Escobar Moreno, Antonio

Expósito Expósito, Rafael

Falquiña Díaz, José

Fernández Agüera-Larios, Domingo

Fernández Delgado, Agustín

Fernández Delgado, Manuel

Fernández Delgado, José

Fernández García, José

Fernández López, Antonio

Franco Seco, Francisco

Galafate Pintaño, Marciano

Galán Bazán, Federico

Galán Lozano, Francisco

Galán Lozano, Miguel

Gálvez Alcántara, Manuel

Gálvez Rodríguez, Rafael

Gallego Lozano, Francisco

García Caputto, Francisco

García Fábregas, José

García Lavado, José

García Muñoz, Rafael

García Rodríguez, Antonio

García Trujillo, Nicolás

Garrido Blanco, Manuel

Gil Avellaneda, Francisco

Gil Gómez, Manuel

González Calderón, Antonio

González González, Manuel

González Mora, José

González Piña, Antonio

González Raposo, Antonio

González Sahagún, Luis

Gordillo Martínez, Joaquín

Gutiérrez Pérez, Manuel

Hevilla Morales, Juan Antonio

Jiménez Serrano, Manuel

Jiménez Serrano, Miguel

Jiménez Virlán, Manuel

Lara Lagares, Agustín

Lara Muñoz, Manuel

López Brun, Agustín

López Chías, José María

López Chico, Ricardo

López Prats, Diego

López Ramos, José

Lorenzo Porta, Bartolomé

Luelmo Tolentino, Cándido

Manga García, Rafael

Marín Lavado, José

Marín Navarro, Rafael

Marín Sánchez, José

Orcha Ruiz, José

Orza Palacios, Antonio

Otero Montiel, Ricardo

Palma Verano, Antonio

Parejo Arocha, Juan Antonio

Pozo Galán, Andrés

Peña González, Salvador

Piris Díaz, José María

Ponce Faneca, Tomás

Porta Crespo, María

Porta Mellado, Juan

Porres Fajardo, Enrique

Postigo Cotán, Joaquín

Postigo Cotán, Rafael

Ramírez González, Federico

Raposo Gil, Pedro

Raposo Pérez – Gil, Rafael

Reina González, Antonio

Repetto Rey, Pablo

Reyes Buzón, Manuel

Reyes Castro, Ricardo

Roca Romero, Rafael

Rodríguez Galán, Ildefonso

Rodríguez González, Antonio

Rodríguez Romero, José

Rodríguez Rosillo, Francisco

Rodríguez Rueda, Francisco

Romero Barberán, Josefa

Romero Cáceres, Juan

Romero Fabra, Francisco

Romero Juez, José

Rubio Moscosio, Laureano

Ruiz Moscosio, Joaquín

Ruiz Moscosio, José

Ruiz Ruiz, Antonio

Sánchez García, Enrique

Sánchez Lamadrid, Antonio

Sánchez Pujalte, Pascual

Sánchez Seco, José

Serrano García, Elicio

Serrano Palma, Francisco

Simón Rodríguez, José

Suárez Cambriles, Francisco

Sumariva Cuevas, José

Tirado Franco, José

Valencia Serrano, Manuel

Valero Sánchez, Diego

Velázquez García, Cristobál

Velázquez García, Manuel

Velázquez Guerra, Miguel

Viejo Vital, Manuel

Hombres y mujeres que fueron asesinados vilmente por defender unos ideales de libertad y democracia, en varias zonas que los fascistas utilizaban para llevar a cabo sus macabros crímenes, como Cuesta Blanca, las cuevas de las Anaferas, Carretera de El Puerto, la Tapia del cementerio del Puerto y otros lugares como Jerez, Lebrija, etc. y que eran enterrados en fosas comunes en El Puerto o en el cementerio de Sanlúcar, donde ahora permanecen bajo el patio auxiliar de este cementerio.

Al cumplirse los 80 años de este criminal golpe contra la democracia, en el mes de junio pasado, el Foro por la Memoria Democrática de Sanlúcar de Barrameda, llevó a través del Grupo Municipal de Izquierda Unida una moción que fue aprobada por el Pleno, con la abstención del Partido Popular y Ciudadanos. En ella se instaba al Pleno entre otras cuestiones a :

  • Retirar la medalla de oro de la ciudad al dictador Francisco Franco,que fue entregada el 8 de febrero de 1961 por el entonces alcalde de Sanlúcar, Francisco Zaragoza con motivo de la conmemoración de aquellos famosos XXV años de paz, que se celebraron a lo largo de aquel año. Los acuerdos a los que se llegó en aquellos Plenos fueron adoptados en un régimen dictatorial, en el que la libertad y la seguridad no se encontraban garantizadas, por lo que deben ser objeto de revisión desde los principios y valores democráticos que nuestra Constitución establece y de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía.

  • Reconocer como hijos predilectos de la ciudad de Sanlúcar a todos los fusilados y represaliados de la dictadura.

  • A retirar toda la simbología franquista que exista en la ciudad, así como el cambio de nombres de calles donde proceda.

  • Poner el nombre de Bienvenido Chamorro a una calle o plaza de la localidad.

  • Condenar la sublevación militar de 1936 y la dictadura franquista.

  • Apoyar la querella 4591/2010 seguida desde el Juzgado Criminal y Correccional Federal nº 1 de Buenos Aires (Argentina) por genocidio y crímenes de lesa humanidad cometidos por el franquismo.

Era imprescindible que el Pleno del Ayuntamiento diera un paso definitivo para cerrar las viejas heridas que aún hoy mantienen abiertas, y que sólo la restitución de la memoria puede cicatrizarlas.

Han pasado 80 años y aún yacen bajo tierra en las cunetas de toda España 114.226 personas registradas a la fecha y más de 20.000 víctimas republicanas que descansan junto a sus asesinos en uno de los mausoleos más grandes del mundo construido por un dictador, el Valle de los Caídos. La mayoría sin identificar y sin el permiso de sus familias. Hay contabilizadas cerca de 2.500 fosas comunes. La Ley de Memoria Histórica, encargó al Ministerio de Justicia centralizar su archivo y actualizar los datos, pero cuando el Partido Popular ganó las elecciones en el 2011, se olvidó del archivo y dejó de actualizarlo, lo que sí sigue actual, es el drama que hay detrás de estas fosas franquistas.

España se fue convirtiendo en un inmenso campo de concentración, las cunetas de las carreteras, los campos, las plazas de toros, las tapias de los cementerios se convirtieron en un inmenso charco de sangre, que hoy a pesar del tiempo transcurrido sigue siendo el país, después de Camboya, con más desapariciones forzosas del mundo.

Al menos en Andalucía este año quedará promulgada la Ley de Memoria Democrática de Andalucía, que recoge entre otras novedades que la Memoria Histórica será estudiada en colegios e institutos y abarcará desde la II República (14 de abril de 1931) hasta el 11 de enero de 1982, para incluir a los que lucharon en Andalucía por la autonomía plena, y que se va a centrar en el firme compromiso de la Administración en seguir las recomendaciones de Naciones Unidas sobre los crímenes del franquismo, y será el marco legal que servirá de base para afianzar las políticas de memoria.

Como Asociación Memoralista, el Foro por la Memoria Democrática de Sanlúcar seguirá trabajando para que la memoria histórica y democrática se proyecte sobre el futuro de las generaciones venideras de forma eficaz y necesaria para ir construyendo una democracia real

POR LA VERDAD, LA JUSTICIA Y LA REPARACIÓN.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Comentarios

jxozwx