Federico Rubio Herrero •  Memoria Histórica • 08/10/2020

La salvaje represión franquista en Asturias – 1963 (Segunda parte)

A mediados de octubre de 1963, la mayoría de los 120 firmantes del escrito dirigido al Ministro de Informacion y Turismo, recibieron por correo la siguiente carta de un grupo de asturianos.

La salvaje represión franquista en Asturias – 1963 (Segunda parte)
Sintetizada por Federico Rubio Herrero.
«Estimado Señor:  Los hombres y mujeres de Asturias, y no únicamente los que son familia de mineros, hemos conocido en estos días con gran emoción el gesto magnífico de Vd. y de otros intelectuales de nuestro país, que han elevado la voz para protestar contra los malos tratos, las torturas y vejamenes de todas clases infligidos a los mineros y sus mujeres durante las recientes huelgas. Queremos expresarles, al lado de nuestra emoción, nuestro profundo agradecimiento por el escrito que en este sentido han enviado al Ministro de Franco, Sr. Fraga Iribarne.
Para su información, a continuación nos tomamos la libertad de exponerles algunas precisiones y reseñables otros hechos distintos.
1) El minero Silvino Zapico, fue efectivamente castrado en los primeros días de septiembre último. En la actualidad, a causa de las torturas a que fue sometido, se encuentra en su domicilio, sordo y ciego.
2) Constantina Perez Martinez, conocida con el sobrenombre familiar de Tina, y Anita, esposa esta de Alfonso Braña, detenidas por la policía, fueron salvajemente golpeadas, llegando hasta a retorcerseles los pechos, y finalmente cortandolas el pelo al cero.
3) Jerónimo Gonzalez Terente y José Ramos Tevera, mineros ambos, fueron sacados de la inspección de policía de Sama de Langreo, después de ser salvajemente apaleados, y llevados por un grupo de guardias civiles y policías al paraje denominado  «Altos de la Juecara» haciéndose allí un simulacro de fusilamiento.
4) Tonin es un minero de «El Fondon» que había salido del Penal de Burgos solo hacia unos días, fue detenido y sometido, de nuevo, a brutales torturas. En la actualidad sigue vomitando sangre, por una grave afección pulmonar, debida a los malos tratos recibidos.
5) José «el gallego» y otro compañero suyo de la mina «La Mosquitera» fueron torturados de manera salvaje dejándoles impotentes como consecuencia de las numerosas patadas que recibieron en los testículos. La esposa y la hija de «el gallego», que le esperaban ante la inspección de policía de Sama, al verlo no podían reconocerlo. Tal era el estado en que le habían dejado sus torturadores.
Los «monstruos» fascistas que han dirigido y ejecutado este sistemático plan de torturas ya los conocen Uds.
-Capitan, Fernando Caro Leyva
-Cabo Perez, hoy ascendido a sargento
-Comisario Ramos, de la brigada politico-social de Oviedo
-Inspector de la misma brigada, Sevilla.
Queremos que sepan Uds. que los mineros asturianos han ido a esta huelga por unas reivindicaciones salariales muy concretas y justas.
Queremos que sepan también, que la huelga se desarrolló de manera totalmente pacífica en todos los pozos y minas.
Hubiéramos querido depositar esta carta en el correo, en esta dolorida pero indoblegable tierra de Asturias, pero ante el serio temor de que dados los nombres de los destinatarios no llegaran a su destino, nos hemos tenido que desplazar a Madrid para hacerlo.
También confiamos sabrán disculparnos porque al pie de la misma no figuren nuestros nombres. Es obvio explicar las razones.
Con nuestro más profundo agradecimiento».
Un grupo de hombres y mujeres de Asturias.
Cuencas mineras asturianas, octubre de 1963.

II República /