Fabien Rives / RT •  Internacional • 31/01/2020

Chalecos amarillos franceses se manifestaron frente a la prisión británica contra la extradición de Assange a EEUU

  • Un centenar de Chalecos amarillos de todas partes de Francia, viajó a Londres para manifestarse en apoyo del fundador de WikiLeaks, frente a la prisión de Belmarsh.
  • Free Assange”: Acción de los Chalecos amarillos frente a la prisión de Belmarsh.
Chalecos amarillos franceses se manifestaron frente a la prisión británica contra la extradición de Assange a EEUU

En algún lugar detrás de uno de los muros de la prisión de Belmarsh, en el módulo donde acaba de ser colocado después de un largo período de confinamiento solitario, ¿Julian Assange los habrá escuchado? Las posibilidades eran escasas, pero la esperanza motivó a un centenar de Chalecos amarillos franceses a organizar una acción de presión, este 25 de enero, alrededor de este establecimiento penitenciario de alta seguridad, ubicado en los suburbios del del este de la capital británica.

El día anterior a la llegada de los Chalecos amarillos franceses a la prisión de Belmarsh, un portavoz de WikiLeaks anunció que después de una feroz batalla librada por abogados y activistas, así como una petición firmada por los otros detenidos de la prisión, Julian Assange finalmente había sido colocado en un ala del establecimiento con otros 40 prisioneros, después de varios meses de aislamiento.

La iniciativa no es la primera de su tipo. El 2 de mayo de 2019, tres semanas después del encarcelamiento de Julian Assange en la prisión de Belmarsh, donde posteriormente fue puesto en confinamiento solitario, Maxime Nicolle, activista de los Chalecos amarillos, organizó una manifestación frente a la corte de Westminster en Londres.

 

 

En octubre del mismo año repitieron la acción y ahora los Chalecos amarillos han decidido ir al lugar de encarcelamiento de Julian Assange, cuyo estado de salud es muy preocupante, como lo demuestra un informe firmado en noviembre de 2019 por 60 médicos internacionales, así como un texto escrito por el Relator de la ONU sobre la tortura, quien describió las condiciones del encarcelamiento de Julian Assange como “inhumanas”.

La acción se desarrolló con calma, a imagen de las relaciones cordiales que se establecieron desde el principio entre los Chalecos amarillos franceses y la policía inglesa. Aunque respetando el marco legal británico, los participantes en la operación multiplicaron los intentos de enviar su mensaje de apoyo a Julian Assange. “Free Julian Assange”, corearon durante horas los Chalecos amarillos durante sus múltiples vueltas alrededor del establecimiento de alta seguridad. Después de realizar operaciones de sensibilización con los automovilistas por la mañana, los Chalecos amarillos vieron como éstos repondían haciendo sonar el cláxon en señal de apoyo.

“Lo que le está sucediendo a Julian Assange es parte de un sistema global que está matando todo”

Los ciudadanos que apoyaban al fundador de WikiLeaks provenían de varias ciudades de Francia: Marsella, Nancy, Amiens o Lille. “Lo que le está sucediendo a Julian Assange es parte de un sistema global que está matando todo“, dijo la Chaleco amarillo Nicole, de Nantes. Sylvie, de Saint-Nazaire, cree que la prensa convencional no habla lo suficiente sobre lo que está pasando actualmente con el periodista australiano. Por su parte, Emmanuel, Chaleco amarillo parisino, considera que el trabajo realizado por Julian Assange es necesario para una “democracia real” en la que “los ciudadanos deben tomar decisiones informadas”. “El papel de los medios es iluminar a los ciudadanos ”, dice con referencia a las revelaciones hechas por WikiLeaks.

Los participantes en la acción explican los motivos de su presencia. “El desafío es que las verdades sean conocidas por el público en general”, dijo Françoise Nicolas al micrófono de RT France. “Estoy realmente conmocionado por lo que está sucediendo […] Se están burlando de alguien que reveló libremente una verdad que los poderosos no querían que se conociera”, explica el director de cine Laurent Bouhnik, denunciando la reacción sobre este tema del mundo artístico del cual forma parte. “Me enojo como artista porque veo al mundo artístico mirando el tema desde lejos”.

Una de las organizadoras de la operación frente a la prisión de Belmarsh, Corrine, una Chaleco amarillo de Nancy, explica que: “El objetivo es ejercer presión continuamente, no actuar sólo durante las audiencias. Un mes antes del final de las últimas audiencias de extradición, es muy importante hacer acciones concretas”.

“¿Cómo se puede permitir que la libertad de expresión muera en la cárcel?“,se pregunta el escritor militante Philippe Pascot, que participa en la acción de apoyo. Refiriéndose también a la salud de Julian Assange, Gina cree que el australiano “necesita apoyo más que nunca”. “Hay que protegerlo a toda costa”, explica esta Chaleco amarillo de Normandía.

Viktor Dedaj -administrador del sitio de internet Le Grand Soir y experto en el desarrollo del caso Assange- recuerda que “Julian Assange es australiano, no estadounidense” subrayando que una extradición consiste en “enviar a alguien de vuelta al suelo donde ha cometido un delito” y Julian Assange operaba en suelo europeo [.. en ningún momento estuvo bajo la jurisdicción de los Estados Unidos. […] En mi opinión, es apropiado hablar de secuestro o entrega forzada“. Viktor Dedaj denuncia la “extraterritorialidad” de la ley estadounidense en este caso: “Los estadounidenses pretenden que sus leyes se apliquen a los extranjeros. Bajo un barniz legal, vienen a buscar un periodista que ha hecho su trabajo en el continente europeo , señala.

Silencio en la prensa hegemónica

Se notó la ausencia de medios no habían faltado durante acciones de apoyo anteriores. Además de RT France sólo había representantes de pequeñas estructuras independientes como el medio de los Chalecos amarillos. Por la tarde, llegaron los periodistas de Sputnik, Ruptly, al-Jazeera y Press TV.

La acción de los Chalecos amarillos del otro lado del Canal, no atrajo a los medios franceses. Los medios tradicionales británicos también brillaron por su ausencia, hecho lamentado por los activistas ingleses que se unieron a la acción. “Sé que hay periodistas valientes en el Reino Unido, pero la mayoría de ellos parecen estar escondidos debajo de sus escritorios por temor a hablar del tema“, señaló un activista británico.

Traducción: https://revueltaglobal.home.blog/2020/01/29/julian-assange-chalecos-amarillos-franceses-se-manifiestan-frente-a-la-prision-britanica/


Fabien Rives / RT /  Julian Assange /  Reino Unido /  Wikileaks /