Servindi •  Internacional •  27/01/2021

Quince líderes amazónicos están amenazados y sin protección

Reportaje de Mongabay Latam señala que líderes se encuentran en peligro por la presencia creciente de mafias en sus territorios y por la falta de protección estatal.

Quince líderes amazónicos están amenazados y sin protección

¡Alerta! Los líderes de unas 15 comunidades nativas de Huánuco y Ucayali se encuentran amenazados y sin protección.

Así lo revela un reportaje del portal Mongabay Latam, que recoge el testimonio de representantes de organizaciones indígenas de la Amazonía peruana.

Ellos indicaron que los líderes se encuentran en peligro por la presencia creciente de narcotráfico y tala ilegal en sus pueblos.

Así como por la falta de titulación de sus comunidades y por la desprotección y abandono del Estado.

Además, cuestionaron el Protocolo para la protección de defensores de derechos humanos ya que las medidas de seguridad que se activan mediante este protocolo no llegan a ser efectivas.

Amenazados y desprotegidos

Los representantes de organizaciones indígenas de la Amazonía peruana le dijeron al portal Mongabay Latam que unas 15 comunidades y sus líderes se encuentran amenazados.

Estas comunidades, situadas en los departamentos de Ucayali y Huánuco, son acechadas por invasores de tierras, taladores ilegales y narcotraficantes, indicaron.

En esa línea, estimaron que más de 15 mil hectáreas de bosques han sido depredadas por mafias en los pueblos asháninkas, shipibo conibo, awajún y cacataibos que dirigen.

El problema, además de la presencia de las mafias, guarda relación con la falta de titulación de sus comunidades y la desprotección estatal.

Según el reportaje, para algunos líderes de la Amazonía la falta de protección del Estado es el principal problema.

Una delegación de 13 líderes indígenas llegó a Lima para reunirse con autoridades a finales de diciembre de 2020. Foto: Amazon Watch.

Protocolo que no protege

En base a sus experiencias, los representantes indígenas afirmaron que el Protocolo para garantizar la protección de personas defensoras de Derechos Humanos tiene una “lenta y deficiente activación”.

Dicho protocolo se activa solo luego de que se evalúe y compruebe la gravedad de un reporte de amenaza en un plazo no mayor de 10 días.

De activarse, el Ministerio de Justicia genera una alerta y pide a la policía presencia de agentes en la zona, seguridad personal para el afectado y, en casos graves, el traslado de la persona amenazada.

Sin embargo, especialistas consultados por el portal aseguran que su principal falencia es que no vincula a otras instituciones sustanciales para enfrentar a quienes atacan a los defensores.

Es decir, no obliga a actuar a instituciones como el Ministerio del Interior o la Fiscalía en el momento que se requiere.

La adjunta de la Defensoría del Pueblo para el Medio Ambiente, Servicios Públicos y Pueblos Indígenas, Alicia Abanto, reconoció que en los territorios donde ocurren las amenazas la protección todavía no es efectiva.

Esa es, de igual forma, la sensación que perciben los líderes indígenas amenazados.

“Las garantías son simples papeles donde las autoridades indican que ya saben que estamos amenazados, pero custodia física no existe”, le dijo uno de los líderes al portal.

Cabe recordar que solo en 2020 cinco defensores ambientales, cuatro de ellos indígenas, fueron asesinados en Perú.

___

Lea el reportaje completo de Mongabay Latam dando clic en el siguiente enlace: https://bit.ly/3a9Th0s


Amazonia /