La Tienda Republicana

Médicos vuelven a Cuba tras su secuestro por el gobierno de facto de Bolivia

Los médicos cubanos, que cumplían misiones de asistencia en Bolivia, regresan a su patria tras vejaciones que sufrieron por supuestamente agitar la violencia.

Médicos cubanos después de regresar a su país desde Bolivia en aeropuerto internacional José Martí de La Habana / AFP

La Habana informó el viernes de su decisión de retirar a 725 médicos cubanos de Bolivia, especialistas en atención médica y asistencia en educación, ante el maltrato que recibieron del régimen de facto de la autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez.

“Regresa a Cuba el primer grupo de 224 colaboradores cubanos que conformaban la Brigada Médica en Bolivia, con la satisfacción de haber escrito hermosas páginas de solidaridad en esta nación”, anunció el Ministerio de Salud Pública de Cuba en la red social de Twitter.

El pasado miércoles, Bolivia acusó a cuatro de los galenos cubanos de incitar a la violencia en las marchas surgidas después del golpe de Estado contra el dimisionario presidente Evo Morales.

Según la versión de las autoridades bolivianas, sobre los aludidos médicos pesan acusaciones de financiar a movimientos de descontento contra el gobierno provisorio, presentando como prueba de la acusación los 90 000 bolivianos (equivalente a unos 13 000 dólares) que llevaban consigo al momento de ser aprehendidos en un operativo.

“Nos registraron la casa como si fuéramos terroristas y lo que nosotros hacemos es dar vida. No nos podíamos mover de la casa porque estaba tomada bajo fuerte vigilancia”, dijo la doctora Marlén Méndez a Reuters, quien trabajó por más de dos años en el país andino, que figuraba en el grupo de los detenidos.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, a su vez, esperó el viernes que la salida de sus compatriotas coadyuvase al “cese la exacerbación de irresponsables expresiones anticubanas y de odio, mentiras, difamaciones e instigaciones de violencia contra los cooperantes cubanos”. Y el ministro de Salud Pública cubano, José Ángel Portal, enfatizó que los galenos regresaban “a la patria con el orgullo del deber cumplido”.

El 10 de noviembre, Morales renunció al cargo debido a las violentas protestas de la oposición, que se negó a reconocer su reelección en los comicios del pasado 20 de octubre, lo que dejó una ola de muerte y destrucción. Desde entonces, muchos sectores del país y de la comunidad internacional definieron los acontecimientos en Bolivia como un golpe de Estado contra el Gobierno del primer presidente indígena de ese país.

Tras la dimisión de Morales, la senadora de la oposición Jeanine Áñez se autoproclamó presidenta interina, reclamando ocupar el vacío poder dejado y lanzando una arremetida contra los principales socios regionales de Morales, sobre todo Venezuela y Cuba.

Áñez reconoció el jueves al líder opositor venezolano Juan Guaidó, como “presidente” de Venezuela y, el viernes informó de la expulsión de todos los diplomáticos venezolanos que representen al Gobierno de Nicolás Maduro, rompiéndose así la alianza que tenía Morales con el mandatario venezolano.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.