La Tienda Republicana

Alarma de 73 ONG internacionales por el grave deterioro de la situación humanitaria por el conflicto en el norte de Siria

  • Las ONG denuncian graves problemas de suministro de agua, daños en hospitales e inseguridad para continuar con su trabajo.
  • Alianza por la Solidaridad exige una tregua definitiva en el conflicto, que ha generado en pocos días decenas de miles de desplazados.
18 octubre 2019.- La situación humanitaria en el norte de Siria, a raíz de los ataques de los últimos días en la frontera con Turquía, ha empeorado dramáticamente y numerosas ONG internacionales se han visto obligadas a suspender sus servicios críticos de salud, educación y agua, según ha informado el Foro de Regional de ONG Internacionales (SIRF), del que forman parte 73 organizaciones. Action Aid de la Región Árabe, de la misma federación de la que forma parte Alianza por la Solidaridad, es miembro de SIRF.
 
La ONU estima que más de 200.000 personas han sido desplazadas hasta la tregua de cinco días, acordada ayer mismo entre Estados Unidos y Turquía. Otras 400.000 necesitan apoyo urgente. Sólo a la ciudad de Hasaka, en tres días, han llegado 60.000 desplazados por la violencia, a la vez que los ataques dañaban la estación principal de agua, dejándola fuera de servicio. Estas 400.000 personas, incluidas las 82.000 que viven en dos campamentos, confían ahora en poder bombear agua desde una presa cercana, que en todo caso sólo podrá satisfacer el 50% de las necesidades y con agua de peor calidad. Además, sólo mantendrá el suministro en Hasaka entre 10 y 15 días.  Esto deja a la población expuesta a brotes de enfermedades infecciosas como la diarrea aguda y la fiebre tifoidea, que ya fueron detectadas en la zona el pasado verano.
 
Tanto Alianza por la Solidaridad, que trabaja con mujeres refugiadas sirias en Jordania, como Action Aid International están profundamente preocupadas por la situación de las mujeres, hombres, niños y niñas atrapados en esta operación militar turca, iniciada el 9 de octubre tras la retirada de las tropas de EEUU. Como en el resto del país, la población del noreste de Siria ya ha sufrido años de conflicto y muchos de ellos han sido desplazados repetidamente y han sufrido tanto física como psicológicamente.
 
Alianza por la Solidaridad hace un llamamiento a todas las partes en este conflicto para que el alto el fuego de cinco días sea permanente y comience un diálogo urgente, con el apoyo de la comunidad internacional. Como parte SIRF, Action Aid se ha sumado a una declaración pública que recuerda que debe garantizarse el libre acceso de las organizaciones humanitarias a la zona para proporcionar asistencia vital a los civiles, y ha exhortado a los gobiernos donantes a estar preparados para proporcionar financiación adecuada y flexible.
 
Turquía, Jordania, Iraq y Líbano acogen a 5,4 millones de refugiados sirios. Ni Alianza por la Solidaridad ni Action Aid operan en Siria, pero si apoyan a refugiados en la región, en El Líbano y Jordania, mostrando con su trabajo diario con asociaciones locales su compromiso con los derechos de las personas refugiadas, en el caso de Alianza especialmente de las mujeres sirias.  Por ello, preocupa que uno de los objetivos de la operación militar pueda ser facilitar el regreso de un gran número de refugiados a Siria. Los países de acogida de refugiados deben garantizar que todas estas personas refugiadas continúen disfrutando de sus vidas en condiciones de seguridad y dignidad.
 
Señalar que, en los últimos días, las ONG internacionales perdieron el acceso a sus oficinas en Ain Issa, a 50 kilómetros de la frontera entre Turquía y Siria, después de que la ciudad quedara bajo el control de grupos armados respaldados por Turquía, si bien las organizaciones locales continuaron brindando asistencia en circunstancias cada vez más difíciles y con riesgos para su seguridad.
 
SIRF denuncia también el ataque aéreo del pasado día 13 contra un convoy de civiles que huían de Tal Abyad y los graves daños a infraestructuras civiles vitales, como el hospital recientemente renovado en Ras al Ain, ahora fuera de servicio. También varios campamentos de la zona fronteriza están en riesgo y alguno ha tenido que ser evacuado en gran medida y ya no es accesible.
 
Ante esta situación, las organizaciones humanitarias que trabajan en Siria o con refugiados sirios exigen:
  • Un alto el fuego definitivo y que comience un diálogo urgente, con el apoyo de la comunidad internacional.
  • El cumplimiento de las partes en conflicto de sus obligaciones en virtud del derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, sin ataques a civiles y trabajadores humanitarios, así como que se protejan el suministro de agua, instalaciones de salud, escuelas y campamentos para personas desplazadas.
  • No utilizar armas explosivas con efectos en áreas pobladas, en conformidad con el derecho internacional humanitario.
  • Garantías totales de la libertad de movimiento y el acceso humanitario garantizados.
  • La investigación de posibles violaciones del derecho internacional humanitario, especialmente los ataques ilegales contra civiles y la infraestructura civil.
  • La renovación en el Consejo de Seguridad de la ONU de la Resolución 2165 para facilitar la provisión de ayuda humanitaria en el noreste de Siria.
  • Los gobiernos donantes deben estar preparados para proporcionar un financiamiento flexible para la emergencia y facilitar fondos a los actores humanitarios para responder de manera efectiva a esta situación.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.