La Tienda Republicana

Al menos 160 muertos en una oleada de atentados en Sri Lanka

21/04/2019

Una oleada de explosiones en iglesias y hoteles han sacudido la isla esta mañana. Todo apunta a una sucesión de atentados cuyo objetivo era la comunidad cristiana ceilanesa, aunque ningún grupo ha reivindicado la autoría de los hechos.

Fuerzas de seguridad en uno de los lugares de los atentados esta mañana / AFP

De acuerdo con las fuentes policiales, las explosiones se han registrado en tres hoteles de lujo y tres iglesias de la capital, Colombo. La coordinación de las explosiones en distintos puntos de la ciudad, todas ellas a las 8:45, y la selección concreta de los objetivos, deja clara la planificación deliberada de los ataques.

A esa hora y de forma simultanea, se registraron las detonaciones en las iglesias de San Antonio de Colombo, en el distrito de Kotahena de la capital; la iglesia de San Sebastián, en la localidad turística de Negombo, que linda con la zona norte de la capital, y una tercera iglesia en Batticaola, una localidad en el extremo opuesto de la isla, única explosión registrada fuera de Colombo.

Junto a las iglesias, también fueron atacados tres hoteles de lujo, el Cinnamon Grand, el Kingsbury y el Shangri-La, todos ellos en Colombo.

Los atentados han sido planificados para coincidir con la celebración del Domingo de Resurrección, que congregaba a multitud de integrantes de la minoría cristiana en la isla. Sri Lanka, un país acostumbrado a los sangrientos conflictos religiosos, principalmente entre hindúes y budistas, cuenta con una comunidad cristiana muy minoritaria que compone apenas el 7,5% de la población.

Todavía ningún grupo ha reivindicado la autoría de las explosiones, aunque la elección de esta minoría religiosa de calado y trascendencia para occidente, así como los tres centros turísticos de lujo, hace pensar en un ataque terrorista que tiene la intención de generar una reacción internacional. Aún es pronto para que haya trascendido la identidad de los fallecidos, pero fuentes del Ministerio Público han señalado que entre las personas fallecidas había extranjeras.

El primer ministro ceilanés, Ranil Wickremesinghe, no ha tardado en hacer pública una fuerte condena a los atentados y llamado a la calma y a la unidad a la población de Sri Lanka. “Llamo a toda Sri Lanka a permanecer unida y fuerte. Por favor, eviten propagar reportes no verificados y especulaciones en este momento. El gobierno está tomando medidas inmediatas para controlar la situación”, expone el mandatario a través de la red social Twitter.

Las autoridades apuntan a los tamiles de Thowheed Jamath

Según la agencia AFP, el inspector general de la Policía de Sri Lanka, Pujuth Jayasundara, emitió una alerta a nivel nacional el 11 de abril, advirtiendo a los oficiales de alto rango del país de que "terroristas suicidas planeaban atacar importantes iglesias del país". "Una agencia de inteligencia extranjera ha informado que el NTJ (National Thowheeth Jama’ath) está planeando llevar a cabo ataques suicidas contra importantes iglesias, así como en la alta comisión india en Colombo", rezaba la alerta del jefe de la Policía ceilanesa.  

La información debe tomarse con precaución. El estado de Sri Lanka ha mantenido un conflicto armado durante décadas con la minoría tamil de mayoría hindú y musulmana. El National Thowheed Jamath es un grupo musulmán de Sri Lanka sin antecedentes de lucha armada, aunque el pasado año fue acusado de estar detrás de una oleada de actos de vandalismo contra iglesias. En el año 2016, el entonces Ministro de Justicia Wijeyadasa Rajapakshe generó una enorme polémica al incluir al grupo entre lo que denominó la amenaza islamista en el país isleño.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.