La Tienda Republicana

Francia: Fuerte represión policial en marcha número 20 de los chalecos amarillos

Hasta el momento, los chalecos amarillos han denunciado hechos de fuerte represión por parte de la policía de Francia en la marcha número 20 del movimiento.

Manifestante durante la 20 convocatoria de los Chalecos Amarillos / Reuters

En la vigésima marcha, Macron redobló la seguridad, amplió facultades policiales, prohibió la concentración en puntos neurálgicos e incluyó el uso de drones vigilantes.

Este sábado Francia es testigo de la marcha consecutiva número 20 emprendida por los chalecos amarillos, esta vez con las ciudades de Avignon (sureste del país) y Bordeaux (suroeste del país) como ejes centrales, además de París. Hasta el momento, los participantes han denunciado hechos de fuerte represión por parte de la policía gala.

Y es que ante la vigésima protesta encabezada por un movimiento que cada vez cobra mayor fuerza, el Gobierno de Emmanuel Macron redobló la seguridad en sitios donde frecuentemente suelen generarse los disturbios entre manifestantes y la policía, cerrándose los Campos Elíseos y el Arco del Triunfo; además se incluyó drones de vigilancia y, nuevamente, se recurrió a personal militar.

Este sabado fundamentamente se trasladó la movilización nacional a la ciudad de Aviñón, mientras se esperan otras manifestaciones similares en Burdeos, Toulouse y Rennes, ciudades donde la tensión se repite cada sábado desde que a mediados de noviembre comenzó la ola de protesta contra el Gobierno del presidente Emmanuel Macron.

Asimismo, se profundizaron las sanciones legales contra los participantes que resulten detenidos en la jornada, y se otorgó mayor libertad a los funcionarios policiales para reprimir las manifestaciones.

Desde noviembre de 2018, Francia es escenario de protestas ciudadanas que alcanzaron fama a nivel mundial debido al nivel de organización y resistencia de los manifestantes.

Conocidos como chalecos amarillos por las prendas fluorecentes que portan, los franceses comenzaron protestando contra Macron por la anunciada alza en los precios del gas, sin embargo con el correr de las semanas, radicalizaron sus demandas: hoy exigen la dimisión del presidente francés y el cese a sus políticas neoliberales.

Paralelamente, y en medio de las expresiones populares de los chalecos amarillos, la Torre Eiffel se encuentra festejando, este sábado y domingo, el 130 aniversario de su inauguración con espectáculos teatrales y musicales.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.