La Tienda Republicana

Brasil rumbo a sumisión explícita a EE.UU., alerta excanciller

20/03/2019

El excanciller brasileño Celso Amorim alertó una vez más ante el hecho que, bajo el gobierno de Jair Bolsonaro, el país avanza hoy hacia una total sumisión a los designios de Estados Unidos.

'Brasil evolucionó de un proceso en el que tenía cierta independencia, claro que con limitaciones, para, en el Gobierno de (Michel) Temer, una cierta subordinación estratégica implícita y ahora para una situación de sumisión explícita', declaró Amorin, citado por el portal Rede Brasil Atual.

Tal reflexión del exministro emergió a propósito de la breve visita que cumplió Bolsonaro a Washington y a las declaraciones emitidas por el mandatario brasileño y su homólogo estadounidense, Donald Trump, en una conferencia de prensa conjunta en la Casa Blanca.

Para Amorim, la afirmación de Bolsonaro de que relevó en el poder en Brasil a una serie de expresidentes antinorteamericanos resulta 'conceptualmente una tontería'.

Detalló que durante los mandatos de los exgobernantes Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma Rousseff en ningún momento hubo antiamericanismo.

'Lo que existió fueron disputas naturales. Hay que reconocer las diferencias, incluso para poder manejarlas. A menos que uno de los países resuelva renunciar a todos sus intereses', indicó el exdiplomático.

Reiteró que la cuestión del llamado antiamericanismo de gobiernos brasileños anteriores fue muy difundida por los grandes medios.

La discordancia con Estados Unidos, sobre todo en asuntos económicos en que los intereses de la prensa estaban involucrados de una forma u otra, provocaba ese tipo de evaluación, alegó el excanciller.

Mencionó disputas con Washington durante el Gobierno de José Sarney sobre informática o cuando hubo intentos posteriores de eliminar el Mercado Común del Sur (Mercosur) con el proyecto del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), rechazado por la mayoría de los gobiernos latinoamericanos.

'Estas diferencias se mantuvieron en el Gobierno de Lula, pero nada de eso impidió el diálogo. Lula estuvo con George W. Bush en Camp David por cinco horas', recordó Amorim.

Subrayó además, como preocupaciones, las referencias de Bolsonaro y Trump a cuestiones como la entrega de la base de Alcántara, la agresión contra Venezuela y la intención de designar a Brasil como un miembro extra-OTAN 'o tal vez un aliado de la OTAN'.

Sobre este último tema, el exjefe de la diplomacia brasileña advirtió que 'causaría un problema internacional. Brasil siempre fue miembro de los grupos no alineados en la Conferencia del Desarme, que presidí dos veces'.

Acentúo que Brasil era visto como un país no alineado. 'Si es un aliado extra-OTAN, ya no es no alineado', puntualizó.

oda/ocs

Temas: 

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.