La Tienda Republicana

Crisis en Argelia: La nueva candidatura de Bouteflika reactiva las protestas

10/03/2019

El próximo 18 de abril tendrán lugar las elecciones presidenciales en Argelia, en un contexto de hastío y protestas masivas contra la corrupción del sistema en el país norteafricano.

Una estudiante durante una de las manifestaciones / AFP

Desde el pasado 22 de febrero, las principales ciudades de Argelia viven protestas masivas contra la situación social, política y económica del país. Anquilosado en un sistema político de aparente representación parlamentaria desde la guerra civil de 1991, el país vive inmerso en el hastío social, el descrédito del hegemónico Frente de Liberación Nacional y una economía totalmente dependiente de las exportaciones de petróleo.

Ante este panorama, los manifestantes exigen la renuncia del presidente Abdelaziz Bouteflika y la reforma de todo el sistema político del país.

Bouteflika, de 82 años, ejerce en realidad de presidente virtual. Aquejado de graves problemas de salud, el veterano de la guerra de independencia no hace apariciones públicas desde el año 2014. En las pasadas elecciones de 2015, de hecho, no realizó ninguna declaración ni participó en ningún acto público, transmitiendo una inquietante imagen sobre su estado.

A pesar de su promesa de no concluir su mandato y emprender profundas reformas que culminarían con una nueva convocatoria de elecciones en un plazo inferior a un año, el anuncio el pasado domingo 3 de marzo de su intención de presentarse a un quinto mandato han incrementado las protestas.

El gobierno adelante las vacaciones estudiantiles

Las vacaciones de primavera de los estudiantes en Argelia empezarán este domingo 10 de marzo, diez días antes de la fecha prevista. Muchos lo han interpretado como un intento de apaciguar las protestas que sacuden el país, ya que los estudiantes y los jóvenes han sido el motor de las últimas marchas.

El ministerio de Educación Superior publicó a primera hora un comunicado donde anunciaba esta medida sin explicar los motivos de la decisión.

Este anunció sucedió pocas horas después de la útima gran manifestación que tuvo lugar en Argel, la capital del país. Por tercer viernes consecutivo, los argelinos salieron a la calle para protestar contra el presidente, Abdelaziz Bouteflika.

Las manifestaciones se mantuvieron mayoritariamente pacíficas, aunque la última dejó daños en las infraestructuras del Museo Nacional de Argelia y algunos edificios del alrededor. También hubo enfrentamientos entre manifestantes y policía, que disolvió la protesta con gas lacrimógeno. Según la televisión estatal, la manifestación dejó 195 detenidos.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.