La Tienda Republicana

Naciones Unidas concluye que Israel disparó a propósito a civiles en Gaza

28/02/2019

"Más de 6.000 manifestantes desarmados fueron disparados por francotiradores militares, semana tras semana, en los sitios de protesta cerca de la valla de separación", se asevera en una nota divulgada este jueves.

Soldado israelí lanza una granada de sonido hacia los manifestantes palestinos en una protesta contra la construcción de asentamientos en la aldea de Ras Karkar / Mohamad Torokman / Reuters

La Comisión de Investigación Independiente de las Naciones Unidas sobre las protestas en el Territorio Palestino Ocupado ha comunicado en una nota divulgada este jueves que durante la Gran Marcha del Retorno los soldados israelíes "cometieron violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario".

"Algunas de esas violaciones pueden constituir crímenes de guerra o crímenes contra la humanidad, y deben ser investigados inmediatamente por Israel", ha instado el organismo.

"Más de 6.000 manifestantes desarmados fueron disparados por francotiradores militares, semana tras semana, en los sitios de protesta cerca de la valla de separación", ha aseverado la Comisión.

El organismo de la ONU señala que "ha encontrado motivos razonables" para creer que algunos de los miembros de las fuerzas de seguridad de Israel en su respuesta a las manifestaciones "mataron e hirieron a civiles que no estaban participando directamente en las hostilidades, ni representaban una amenaza inminente".

"A menos que se realice legalmente en defensa propia, disparar intencionalmente a un civil que no participa directamente en hostilidades es un crimen de guerra", declara la nota de la Comisión de Naciones Unidas.

Asimismo, la Comisión "tomó nota" de la afirmación de las autoridades israelíes de que las protestas cerca la valla fronteriza ocultaban "actividades terroristas" de grupos armados palestinos. Sin embargo, el comité de la ONU ha encontrado que "las manifestaciones eran de naturaleza civil, con objetivos políticos claramente establecidos".

189 muertos y más de 9.000 heridos entre los palestinos

De acuerdo con la Comisión, un total de 189 palestinos fueron asesinados desde el inicio de las protestas hasta el 31 de diciembre de 2018.

183 de estos manifestantes murieron a manos de las fuerzas de seguridad de Israel con munición activa. "35 de los fallecidos eran niños, 3 eran paramédicos y 2 eran periodistas claramente identificados", según la nota de la ONU.

Por otra parte, los datos de la Comisión constatan que 6.106 palestinos resultaron heridos con munición activa por las fuerzas de seguridad israelíes. Además, 3.098 palestinos sufrieron también daños físicos a causa del impacto de fragmentos de balas o de balas de metal recubiertas de goma, así como de latas de gas lacrimógeno.

Asimismo, de acuerdo con el documento, un soldado israelí murió en un día de manifestaciones pero fuera de los lugares de protesta, y cuatro militares más resultaron heridos durante las marchas.

"No puede haber justificación para matar y herir a periodistas, médicos y personas que no representan una amenaza inminente de muerte o lesiones graves a quienes los rodean", ha señalado una de las integrantes de la Comisión, Sara Hossain.

"Particularmente alarmante son los ataques contra niños y personas con discapacidades", ha declarado Hossain. Según los datos de esta integrante de la Comisión de la ONU, 122 personas, 20 de las cuales eran niños, han visto cómo se le amputaba una extremidad desde el pasado 30 de marzo.

La respuesta de Israel 

El ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Yisrael Katz, ha llamado "teatro del absurdo" la nota de la Comisión de Investigación Independiente de las Naciones Unidas sobre las protestas en el Territorio Palestino Ocupado.

"Nadie puede negar a Israel el derecho a la legítima defensa y la obligación de defender a sus ciudadanos y fronteras de ataques violentos", ha declarado Katz. A su juicio, el documento de la ONU es "hostil, mendaz e inclinado contra el Estado de Israel".

La Comisión de Investigación Independiente de las Naciones Unidas sobre las protestas en el Territorio Palestino Ocupado fue encomendada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en mayo de 2018 con el fin de investigar todas las presuntas violaciones y abusos del derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los derechos humanos en la zona.

Para ello, el organismo de la ONU realizó 325 entrevistas con víctimas, testigos y fuentes y analizó más de 8.000 documentos. "Una parte integral de la investigación fue un análisis exhaustivo de las redes sociales y una gran cantidad de material audiovisual que mostraba incidentes, incluidas imágenes de 'drones'", se señala.

Los hallazgos de la nota serán enviados a la Corte Penal Internacional.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.