La Tienda Republicana

Una semana después de anunciar su candidatura para las presidenciales de 2020, Bernie Sanders cuenta ya con más de un millón de voluntarios inscritos

  • El pasado 19 de febrero, Sanders publicó en su cuenta de twitter lo que ya era previsible: "Me postularé para Presidente. Les pido que se unan a mí hoy como parte de una campaña de base histórica y sin precedentes que comenzará con al menos 1 millón personas de todo el país".
  • Sanders recaudó cuatro millones de dólares en doce horas y seis en 24 h. tras anunciar su nominación, muy por delante de la senadora Kamala Harris, que es la segunda candidata con más donaciones y que en las primeras 24 horas recaudó 1,5 millones.

El senador por Vermont repite en la contienda por la presidencia estadounidense en 2020, y el respaldo económico inicial que ha recibido tras el anuncio es cuatro veces mayor que el que consiguió en 2016, con 225 mil donantes en 24 horas. Es la segunda vez que Sanders, de 78 años, lucha para optar a la presidencia desde el Partido Demócrata, a pesar de ser el senador independiente más longevo en la cámara. Él se define a sí mismo como un socialista demócrata y comparte la clara intención que protagoniza el mensaje inicial del resto de contendientes: echar a Trump de la Casa Blanca. “Es un mentiroso patológico… también creo que es un racista, sexista, homófobo, xenófobo, alguien que está ganando puntos políticos baratos tratando de meterse con las minorías”, dijo en una entrevista con la radio pública de Vermont.

Competirá junto a las candidaturas de Kamala Harris, Elizabeth Warren, Tulsi Garrad y Julián Castro, entre otros, en las primarias del Partido Demócrata, que se celebrarán en pocos meses, y esta vez lo tendrá más fácil. En agosto de 2018, el Comité Nacional Demócrata de Estados Unidos (DNC, secretariado) aprobó una profunda reforma que neutraliza el histórico poder de las élites del Partido en la selección del candidato presidencial, con el objetivo de contentar a la base y evitar que las primarias de 2020 sean tan injustas como las pasadas de 2016. Esta reforma reduce al mínimo el papel de los "superdelegados", unos funcionarios electos del Partido que se reservaban un sexto de los votos en la convención nacional y que podían votar con independencia de los sufragios populares emitidos en cada estado. A partir de ahora, esos "superdelegados" -un grupo que incluye a legisladores, gobernadores y expresidentes- ya no podrán votar en la convención que cierra el proceso de primarias del Partido, a no ser que se registre un empate entre los aspirantes demócratas.

La figura de los "superdelegados" fue creada en 1982 con el fin de dar más peso a los se denominaban "entendidos" o élites del aparato del partido a la hora de decidir el candidato demócrata, y en los últimos años había recibido críticas del ala izquierda del Partido.

Durante las primarias de 2016, la abrumadora ventaja de Hillary Clinton en el voto de los "superdelegados" aumentó la impresión de muchos votantes de que la exsecretaria de Estado se había hecho con la candidatura gracias al apoyo de las élites, a pesar de que el senador Bernie Sanders fue quien generó más entusiasmo popular.

Este mes, Sanders envió una carta a sus seguidores prometiéndoles preparar una “campaña de base histórica y sin precedentes”, que no solo busque vencer a “Trump, el presidente más peligroso de la historia moderna estadounidense”, sino transformar EE.UU. y “crear un gobierno fundamentado en el principio de justicia económica, social, racial y medioambiental”. El vetusto y carismático líder no ha reconocido a Juan Guaidó en Venezuela y se opone abiertamente al intervencionismo estadounidense en Venezuela y en el resto de los países latinoamericanos. Su mensaje sigue siendo el mismo con otros matices que va incrporando: "transformar la vida económica y política en nuestro país" haciendo hincapié en propuestas claras y sin complejos: salud pública para todos, combatir el cambio climático" sin ningún pudor a la hora de contrarrestar los intereses de Lobbies como el farmacéutico o el militar.

Junto a Sanders, la joven senadora socialista Alexandria Ocasio-Cortez, que propone un 'marginal tax' del 70% a las fortunas superiores a 10 millones de dólares como parte de su financiación del Green New Deal

-

Cualquiera puede inscribirse como voluntario en esta dirección: https://act.berniesanders.com/signup/volunteer/

"Crear el cambio que buscamos requiere involucrar a los estadounidenses de todos los ámbitos de la vida en nuestra lucha por un cambio real. Este país nos pertenece a todos, no solo a la clase multimillonaria. De eso se trata esta campaña.

Pero para tener éxito, todos nosotros debemos estar profundamente involucrados. Nuestro movimiento necesita gente como tú para ayudar.

Agregue su nombre ahora como voluntario para la campaña de Bernie Sanders para presidente".

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.