Los 'gilets jaunes' marchan por decimocuarta semana en Francia

A tres meses de iniciadas las manifestaciones de los chalecos amarillos, las protestas continúan sin interrupciones para exigir reivindicaciones fundamentales al Gobierno de Macron.

El Gobierno francés amenaza con radicalizar las medidas contra "quienes generan disturbios y pérdidas económicas a la nación durante las manifestaciones" / OndaRossa
Los integrantes del movimiento francés, chalecos amarillos, salieron nuevamente este sábado a protestar en Francia, marcando la decimocuarta semana consecutiva de manifestaciones en contra de la políticas del presidente francés, Emmanuel Macron.

Desde tempranas horas, las autoridades del país instalaron un cerco de seguridad alrededor de los Campos Elíseos

Pese al acordonamiento, los integrantes de los chalecos amarillos se han concentrado en las adyacencias del Arco del Triunfo para solicitar al mandatario francés que genere políticas que garanticen democracia, calidad de vida, poder adquisitivo, cero represión policial, salarios dignos, y poner fin a los privilegios, entre otras exigencias.

Los ciudadanos, que este domingo cumplen tres meses de protestas ininterrumpidas, piden la derogación de las reformas económicas.

Los chalecos amarillos dieron inicio a sus manifestaciones el sábado 17 de noviembre de 2018, en rechazo al aumento de los impuestos sobre el combustible; medida que, posteriormente, fue postergada por Macron para frenar las protestas, sin embargo los manifestantes decidieron permanecer en las calles y ampliaron sus demandas, exigiendo al Gobierno nuevas reivindicaciones.

El pasado jueves 14 de febrero, el ministro de Interior de Francia, Christophe Castaner, informó que al menos 8.400 personas han sido arrestadas desde que el comienzo de las movilizaciones.

Castaner detalló que 7.500 personas se encuentran detenidas: 1.800 con condenas dictadas, y otras 1.500 cuyos casos están aún en espera del juicio. Además, 1.300 comparecencias inmediatas han sido retenidas y 316 han sido puestas bajo una orden de cometer un delito.

El ministro aseveró que 1.300 agentes de la policía y, en menor grado, funcionarios de bomberos, han resultado heridos por parte de los manifestantes, recalcando que el mensaje del Gobierno es claro: “cualquier degradación y agresión continuada es y será castigada".

 

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.