La Tienda Republicana

Italia se desmarca de la posición de la UE ante Venezuela

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, ha pedido evitar que Venezuela se convierta en campo de confrontación por imposición de potencias extranjeras.

Conte a la salida de la reunión del Consejo Europeo / Presidenza del Consiglio dei Ministri

“En este momento es de fundamental importancia evitar una escalada de violencia dentro del país y al mismo tiempo tratar de evitar que Venezuela, a través de la imposición de países extranjeros, pueda convertirse en un campo de confrontación y división entre actores mundiales”, reza un mensaje publicado este sábado por Conte en redes cibernéticas.

El Gobierno italiano, añade el dignatario, está siguiendo lo que ocurre en la República Bolivariana “con atención constante” y anima a Venezuela “a la reconciliación nacional y a un proceso político que se lleve a cabo de manera ordenada y que permita al pueblo venezolano tomar decisiones democráticas libres lo antes posible”.

Italia, afirma Conte, “está con el pueblo venezolano”, al que desea “mejores condiciones de vida política, social y económica”, según concluye el mensaje del jurista alzado al cargo de primer ministro en julio pasado por la coalición entre el Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y La Liga.

Si bien en el mensaje de Conte pueden verse guiños a las tesis de los opositores venezolanos encabezados por el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, Roma se distingue con esta toma de posición del ultimátum lanzado este mismo sábado al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por España, Francia, Alemania, Portugal, Holanda y el Reino Unido.

Esta línea injerencista sí ha sido secundada por el vicepresidente y ministro del Interior Matteo Salvini, quien ha dicho esperar que “el Gobierno italiano abandone la prudencia y apoye al pueblo venezolano, el derecho a elecciones libres y la democracia” contra el presidente Nicolás Maduro, quien el pasado día 10 asumió su nuevo mandato presidencial, tras ganar las elecciones de mayo pasado.

Poco después ha respondido a Salvini el exdirigente del M5S Alessandro Di Battista diciendo que “firmar el ultimátum de la Unión Europea (UE) a Venezuela es una tontería megagaláctica”, por tratarse de “exactamente el mismo patrón que se siguió hace años con Libia y (Muamar) Gadafi”, para luego llamar a “evitar una escalada de violencia aún peor que la que ha vivido Venezuela durante años”.

Este mismo sábado, la UE ha amenazado con reconocer la autoproclamación de Guaidó como presidente interino de Venezuela si Maduro no renuncia a su mandato electoral y convoca de manera urgente elecciones “de acuerdo con los estándares democráticos internacionales y del orden constitucional de Venezuela”.