La Tienda Republicana

El "reloj del fin del mundo" marca que faltan 2 minutos para la medianoche

26/01/2019

Los expertos nucleares del Boletín de Científicos Atómicos de la Universidad de Chicago han decidido mantener el "reloj del juicio final" (Doomsday Clock, en inglés) en dos minutos antes de la medianoche. La medianoche sería el fin del mundo según este reloj simbólico creado para alertar sobre los peligros de la guerra nuclear en 1947.

La última vez que el reloj estuvo tan cerca de la medianoche como lo ha estado en los últimos dos años fue en 1953 / AP

Los autores del proyecto del Boletín de Científicos Atómicos de la Universidad de Chicago regularmente cambian la posición de las agujas para indicar el nivel de peligro del 'juicio final'. Este año, se quedaron en dos minutos para la medianoche, que a su vez indica el comienzo de una guerra nuclear.

Las dos amenazas existenciales simultáneas para la humanidad, la guerra nuclear y el cambio climático, fueron exacerbadas durante el año pasado por el "uso creciente de la guerra de la información para socavar la democracia en todo el mundo", según el grupo.

En algunos períodos de 2017 y 2018, las agujas estaban a treinta segundos para la medianoche, en parte debido a las crecientes tensiones de EEUU con Corea del Norte por su programa nuclear.

La última vez que el reloj estuvo tan cerca de la medianoche como lo ha estado en los últimos dos años fue en 1953, cuando la carrera armamentista entre Estados Unidos y la Unión Soviética se intensificó.

Para revertir la situación, el grupo recomendó medidas como fortalecimiento y ampliación de los tratados nucleares entre Estados Unidos y Rusia, la adopción de salvaguardias para evitar incidentes militares en tiempos de paz a lo largo de las fronteras de los países de la OTAN. También llamó a la gente exigir a sus estados respectivos tomar medidas en relación con el cambio climático, y sugirió negociaciones multilaterales para desalentar el uso indebido de la tecnología de la información.

Cuando el reloj se creó en 1947, se fijó en siete minutos para la medianoche.