La Tienda Republicana

Trump discutió situación de Venezuela con los senadores Scott y Rubio

Guaidó nombró como “nuevo embajador” para que acompañe a Luis Almagro a un abogado, Tarré Briceño, quien está acusado de ser parte de una grupo terrorista que operó para asesinar al presidente legítimo Nicolás Maduro.

Foto: Senador Scott, otro que alienta el golpe en Venezuela

No solo es el vice yanqui Mike Pence quien está convocando al golpe este miércoles 23, sino que el propio Donald Trump apuró una reunión con tres integrantes de la gusanera de la Florida: Marco Rubio,  Rick Scott, senador estadounidense por el estado de la Florida  y  Mario Díaz Balart. Objetivo: “acelerar los tiempos” en aras de “ayudar a restaurar la libertad y democracia” en Venezuela.  El descaro injerencista estadounidense suma también a la conspiración interna encabezada por la ilegal Asamblea Nacional, liderada por el títere Juan Guaidó, quien creyéndose el cuento de que es realmente “presidente”, ha decidido volver a la OEA, ese ministerio de colonias, como lo bautizó la digna Cuba.

Guaidó nombró como “nuevo embajador” para que acompañe a Luis Almagro a un abogado, Tarré Briceño, quien está acusado de ser parte de una grupo terrorista que operó para asesinar al presidente legítimo Nicolás Maduro. Desde el exilio, este delincuente que aseguró que asumirá su cargo de inmediato, recibió el pláceme de Almagro: “Tarré Briceño apoyará  el reestablecimiento del orden constitucional”.

Todos estos esfuerzos del imperio se volverá a estrellar en el muro de la resistencia que el bravo pueblo venezolano ha levantado para defender todo lo conquistado por la Revolución. Ni los Pence ni los Trump, y mucho menos esa corte de adulones de Washington que es el Grupo de Lima podrán destruir el legado revolucionario dejado por el Comandante Hugo Chávez.