¿A quién beneficia la represa de Hidroituango en Colombia?

De acuerdo a la representante del Movimiento Ríos Vivos, Cristina Zuleta, el Estado colombiano cedió todo el control de Hidroituango a la empresa EPM.

Las comunidades de los municipios del departamento de Antioquia, en Colombia, afectados por el complejo hidroeléctrico Hidroituango, denunciaron que el Estado colombiano ha privilegiado los intereses de la Empresa Pública de Medellin (EPM), principal accionista de la obra.

Los habitantes de las comunidades aledañas a Hidroituango señalaron que no se les ha dado la información real sobre los problemas de la represa.

Ante un posible desastre natural causado por las operaciones en el complejo hidroeléctrico, líderes de las comunidades han denunciado la irresponsabilidad del Estado y que solo se vele por los intereses empresariales de EPM.
 

Según la representante del Movimiento Rios Vivos, Isabel Cristina Zuleta, el Gobierno cedió el control total de Hidroituango a EPM, que mantiene en secreto los informes sobre los daños del proyecto y el ecocidio (destrucción medioambiental de un territorio que pone en peligro a los habitantes de ese sector).

Zuleta indicó que las autoridades locales no han prestado la debida atención al problema de las comunidades afectados por Hidroituango.

De acuerdo a los abogados de los afectados por Hidroituango, el proyecto cuenta con inversión de bancos chinos, alemanes, españoles y de otros países a quienes también se les ha ocultado la situación de la represa.

Los representantes comunales han alertado que, de suceder una nueva tragedia, el Estado no cuenta con un plan de evacuación para los habitantes de la zona.

Zuleta denunció que la construcción de la represa se realizó sin el consentimiento de las comunidades que viven en las riberas del río Cauca.

Este miércoles se realizará el cierre de la compuerta 2 de la casa de máquinas, lo que mantiene la alerta máxima en todos los niveles.

El Ejecutivo activó la semana pasada un puesto de mando unificado en la zona para monitorear la situación del complejo hidroeléctrico.

De acuerdo a los representantes del Gobierno de Iván Duque, se van a monitorear las operaciones y se alertará sobre los posibles escenarios que podrían suceder por el cierre de la compuerta, estos van desde un flujo de agua incontrolable, vacíos dentro del macizo rocoso, bajos niveles de agua en el embalse, reducción del caudal aguas abajo, afectación ecológica por poco caudal y afectación del suministro de agua a las comunidades.

Los eventuales escenarios han sido denunciados en reiteradas oportunidades por las miembros de las comunidades de las riberas del Cauca, sin recibir la atención debida por parte de EPM ni del Estado colombiano.