El gobierno brasileño planea la extradición a Italia del ex guerrillero Cesare Battisti

Militante de la organización armada  Proletari Armati per il Comunismo durante los denominados "años de plomo" a finales de los '70, Cesare Battisti, quien huía de las autoridades brasileñas, fue arrestado en Bolivia y será extraditado a Italia, donde fue condenado por asesinato, informó un funcionario brasileño.

Battisti durante su proceso en 1981 / Archivo / Wikimedia

"El terrorista italiano Cesare Battisti fue capturado esta noche en Bolivia y pronto será trasladado a Brasil, desde donde probablemente será enviado a Italia para cumplir una sentencia de cadena perpetua", escribió este sábado, en Twitter, Filipe G. Martins, asesor principal de asuntos internacionales del presidente brasileño Jair Bolsonaro.

"Pronto llegará a Brasil y de aquí será trasladado a Italia para cumplir una sentencia de cadena perpetua", agregó.

Battisti, largamente buscado por Italia, enfrenta cadena perpetua en su país de origen, donde fue condenado en ausencia en 1993 por cuatro asesinatos cometidos en la década de 1970.

En una declaración el domingo, el viceprimer ministro italiano, Matteo Salvini, por su parte, agradeció a la policía y a todos los involucrados en la captura de Battisti. "Agradezco de todo corazón al presidente Jair Bolsonaro y al nuevo gobierno brasileño por el cambio en el clima político", dijo.

Las fuentes del Ministerio del Interior desconocen por el momento si Battisti deberá regresar a Brasil antes de ser extraditado a Italia, pero creen que este es "un punto que se desvelará en las próximas horas", y para ello el Gobierno italiano ya ha enviado a Bolivia un avión con agentes de la Agencia de Inteligencia.

Battisti siempre ha sostenido su inocencia en los cargos de asesinato que se le imputaron en ausencia. Las voces críticas con el proceso afirman que no fue guiado con las mínimas garantías jurídicas, basándose únicamente en declaraciones de "pentiti" (arrepentidos) posteriormente desacreditados por sus contradicciones como la de Pietro Mutti.

Desde el año 2004, Battisti ha recibido el apoyo de personalidades como Gabriel García Márquez, Bernard-Henri Lévy, Daniel Pennac, Tahar Ben Jelloun, Valerio Evangelisti y algunos miembros latinoamericanos de Amnistía Internacional. Sin embargo, el estado italiano y sus sucesivos gobiernos han mantenido siempre la petición y la exigencia a Brasil de su extradición.