La Tienda Republicana

Maritza Quiroz es la quinta líder social asesinada en Colombia en lo que va de año

07/01/2019

Colombia vive una oleada de violencia contra líderes sociales, campesinos y sindicales alarmante, con un nivel absoluto de impunidad fomentado por la dejadez del gobierno de Iván Duque, y ante la total indiferencia de la comunidad internacional y la estructura de medios de comunicación mundial. En los escasos 6 días transcurridos de 2019, al menos 5 activistas han sido asesinados, casi uno por día.

La activista asesinada Quiroz Leiva / Colombia Informa

Maritza Quiroz Leiva está muerta. A pesar de que la Corte Constitucional había asumido competencias en su caso y había “solicitado protección” para esta activista de la Mesa de Participación de Víctimas del distrito de la capital del Magdalena, dos sicarios acabaron con su vida en la madrugada del 6 de enero en su propia casa en la vereda San Isidro, en Santa Marta.

Quiroz Leiva ya había vivido y padecido el conflicto a lo largo de su vida. Su marido ya fue asesinado por su activismo y ahora dejan cuatro hijos huérfanos.

Maritza Quiroz Leyva participó activamente de la firma del pacto municipal en Santa Marta y hace pocos días en el Regional que se llevó a cabo en Valledupar el 19 y 20 de Diciembre y que involucra la zona de la Serranía del Perijá y la Sierra Nevada. Todo esto está relacionado con los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial -PDET- que aparecen en los Acuerdos de Paz.

Se hace difícil contabilizar el número de víctimas de la persecución política en Colombia. El Caribe colombiano ha sido foco de ensañamiento violento contra esta población que lidera diversos procesos sociales por la defensa de los derechos humanos y el territorio. Desde el 24 de noviembre del 2016, fecha en que se firmó el acuerdo de Paz y julio del 2018, según Federico Giraldo, Investigador del Centro de Investigación y Educación –Cinep-, han asesinado 31 líderes y lideresas en la región Caribe.

En lo poco que llevamos de 2019, ya son 5 los asesinados, casi uno por día. Las otras víctimas hasta la fecha son: Gilberto Valencia (Suárez-Cauca), Jesús Adier Perafán (Caicedonia-Valle del Cauca), José Solano (Puerto Jobo), Wilmer Antonio Miranda (Cajibio-Cauca) y Wilson Pérez (Hacaría-Norte de Santander).

Ante este panorama de asesinato de líderes y lideresas sociales, varias voces cuestionan al Gobierno de Duque y coinciden en que ha actuado con deliberada indiferencia, sin atender estructuralmente esta situación que se ha agravado después de la firma de los Acuerdos de Paz.