Todo lo que debes saber sobre el caso Lava Jato en Perú

En 2016, Odebrecht reconoció el pago en Perú de sobornos por 29 millones de dólares entre 2005 y 2014, lo que provocó una profunda crisis política en la nación.

El caso Lava Jato ha generado gran impacto en muchos países, principalmente de América Latina, en los que el accionar de varios dirigentes y políticas propiciaron crisis y conflictos en la política latinoamericana en tiempos recientes.

Uno de los países en los que ha habido controversia recientemente es Perú, donde el fiscal de esa nación, Pedro Chávarry removió en un inicio a dos fiscales que investigaban el caso, Rafael Vela y José Domingo Pérez.

La destitución de los fiscales, que cuentan con un amplio respaldo popular, ha desatado protestas de varios colectivos sociales en el centro de Lima, ya que los manifestantes dicen que esta decisión busca "encubrir" a algunas de las figuras políticas acusadas de corrupción, como Keiko Fujimori y el expresidente Alan García.

Previamente, el fiscal Pérez solicitó denunciar a Chávarry por supuestamente obstruir la justicia en un caso que implica a Fujimori y al mismo fiscal general, quien también es investigado junto a una red de jueces acusados de corrupción.

La Operación Lava Jato es la mayor investigación contra la corrupción en la historia de Brasil. En diciembre de 2016 la constructora brasileña Odebrecht aceptó el pago de 788 millones de dólares en sobornos en 12 países, incluido Perú. 

Además, hay otras cinco empresas brasileñas del mismo rubro involucradas, por lo que se cree que la cifra total de coimas es mucho mayor.

Caso Lava Jato en Perú

El 21 de diciembre de 2016, una corte de Nueva York anunció que Odebrecht reconoció el pagó en Perú de sobornos por 29 millones de dólares entre 2005 y 2014. Posteriormente, se revelaron donaciones no declaradas con las que financiaron irregularmente a las campañas electorales de gran parte de los líderes políticos del país.

Este caso provocó una profunda crisis política en Perú, que incluso llevó a la renuncia del último exmandatario Pedro Pablo Kuczynski. Actualmente, la Fiscalía investiga a todos los presidentes que han gobernado el país desde 2001 hasta inicios de 2018 por presuntos delitos de corrupción y lavado de activos.

Por estos casos están bajo investigación los exmandatarios Alejandro Toledo (2001-2006), quien huyó a EE.UU. y ahora enfrenta un pedido de extradición; Ollanta Humala (2011-2016), que estuvo preso nueve meses con su esposa Nadine; el citado García (1985-1990, 2006-2011) quien buscó asilo en la embajada de Uruguay y le fue denegada; y Kuczynski (2016-2018), quien renunció en marzo de 2018, agobiado por denuncias de corrupción. 

También está siendo investigada Keiko Fujimori, quien cumple prisión preventiva de 36 meses acusada de recibir aportes ilegales de la constructora brasileña Odebrecht en su campaña de 2011.

Temas: