El ejército sirio comienza la desmovilización de parte de sus tropas tras últimos avances

El Ejército sirio decidió desmovilizar a parte de sus militares, tanto en activo como en reserva, en medio de los grandes avances alcanzados sobre el terreno.

Efectivos del ejército sirio tras un avance en la provincia de Sweida, al sur de Siria / SANA

La Comandancia General del Ejército y las Fuerzas Armadas emitió el lunes una orden administrativa que desmoviliza a los militares y suboficiales del grupo 103 que se alistaron al Ejército en noviembre de 2010 para hacer el servicio militar obligatorio, según informó la agencia oficial SANA.

El decreto beneficia además a los soldados que fueron convocados a la reserva y se unieron al Ejército en julio del 2012, pero excluye a los que desertaron o evitaron el servicio militar obligatorio.

Este anuncio, considerado como una buena noticia para muchas familias sirias, se da a conocer mientras el Ejército sirio ha alcanzado grandes victorias sobre el terreno en la lucha que está llevando a cabo contra los terroristas desde el inicio del conflicto en marzo de 2011.

Salvo la provincia noroccidental de Idlib y muy pocas regiones en la provincia oriental de Deir Ezzor, el Ejército sirio ha recuperado todo el terreno perdido tras la ofensiva terrorista, apoyada por el extranjero.

El Gobierno sirio anunció en octubre una amnistía para los soldados que desertaron o evitaron el servicio militar en el marco del conflicto, dándoles varios meses para presentarse en sus puestos sin castigo. El indulto presidencial ofrecido por Bashar al-Asad ha beneficiado hasta el momento a 16 500 personas, según anunció el pasado 14 de diciembre el Tribunal Militar de Siria.  

A pesar de los apoyos armamentísticos y logísticos de Israel, EE.UU. y algunos de sus socios regionales a las bandas terroristas en Siria, el Ejército sirio y sus aliados están a punto de declarar el fin de la guerra antiterrorista en el país árabe.

Irán y Rusia, son dos países que jugaron un papel crucial en la derrota de las bandas takfiríes en Siria, pues Teherán por petición de Damasco ha proporcionado asesoramiento militar al Ejército sirio. Moscú, a su vez, inició en 2015 y también con autorización del Gobierno sirio, una campaña antiterrorista en el país árabe.