La Tienda Republicana

Fuerzas egipcias abaten a 40 “terroristas” tras atentado en El Cairo

29/12/2018

Las fuerzas de seguridad egipcias matan a “40 terroristas” en la península de Sinaí (noreste) y en la provincia de Giza, al oeste de El Cairo (la capital), tras el atentado con bomba que acabó con la vida de tres turistas vietnamitas y un ciudadano egipcio junto a las pirámides.

Un soldado egipcio vigila el autobús de turistas atacado cerca de las pirámides de Giza, en Egipto / AFP

El Ministerio de Interior ha anunciado este sábado de esas operaciones antiterroristas, precisando que unos treinta elementos terroristas fueron eliminados en El Cairo y la periferia de la capital y los restantes 10, cerca de El Arish, en el norte de la península del Sinaí.

Las operaciones se produjeron un día después de que los terroristas atentaran contra un autobús turístico cerca de las pirámides de Guiza, un ataque que dejó cuatro muertos, entre ellos tres turistas vietnamitas. Otras diez personas también resultaron heridas.

Bandas extremistas takfiríes como el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) han estado realizando atentados en Egipto tanto contra el Ejército como contra la población civil aprovechando la situación en que quedó el país luego de la destitución del presidente electo Muhamad Mursi por un golpe militar en julio de 2013.

Según un comunicado difundido por la agencia oficial MENA, al menos 14 supuestos terroristas fueron abatidos en un tiroteo en una casa que usaban como refugio en el distrito Seis de Octubre, en las afueras de El Cairo. La Policía abatió a otros 16 supuestos terroristas en una operación en la zona de Abne al Guiza, en la carretera al oasis de Guiza, al oeste de la capital egipcia.

Largo enfrentamiento

En lo que fue descrito como un enfrentamiento que duró largos minutos, otros diez supuestos terroristas fueron abatidos en un refugio en la zona residencial Ibni Beitek en la ciudad de Al Arish, capital de la provincia de Norte de Sinaí (noreste). Este grupo tenía gran cantidad de artefactos explosivos, armas de fuego y munición de varios calibres y material para la fabricación de bombas, agregó el comunicado, que no identificó a qué grupos terroristas pertenecían los sospechosos.

Las autoridades sí publicaron imágenes donde se ven cuerpos ensangrentados en el piso, rodeados de armas de grueso calibre, como prueba de la dureza de los choques armados protagonizados por las fuerzas de seguridad. No se entregaron datos sobre eventuales heridos o fallecidos entre las unidades del Ejército y la Policía que tomaron parte de la operación.

Hasta el momento, ningún grupo ha reivindicado el ataque contra el bus de turistas ni tampoco el Gobierno se lo ha atribuido a grupo radical alguno.