El gobierno italiano baraja suspender la venta de armas a Arabia Saudí

29/12/2018

El ejecutivo italiano se ha planteado la cuestión de la venta de armas a Arabia Saudí ante la oleada de críticas tras el caso Khashoggi y los crímenes de guerra en Yemen. La empresa RWM Italia S.p.A. productora de armamento desplegado por Riad en sus bombardeos a Yemen, está implicada en un proceso legal desde abril de este año.

El presidente del consejo italiano Giuseppe Conte / Reuters

La venta de armamento a Arabia Saudí se ha convertido desde hace meses en uno de los principales quebraderos de cabeza de la difícil coalición de gobierno en Italia. Forzado por la presión de una opinión pública tremendamente crítica con los acuerdos comerciales con Riad, que han crecido enormemente en intensidad desde el asesinado de Jamal Khashoggi en la embajada saudí en Estambul, el primer ministro italiano, Giuseppe Conti se ha visto obligado a adquirir una posición pública de crítica abierta hacia las relaciones comerciales establecidas entre los dos países.

En una rueda de prensa celebrada el viernes en Roma (capital italiana), Conte aseguró que el ejecutivo ya está en contra de la venta de armamento a Arabia Saudí y que él personalmente está estudiando el asunto junto con los ministros de Defensa y Exteriores, Elisabetta Trenta y Enzo Moavero Milanesi, respectivamente, así como con el vicejefe del Gobierno, Luigi Di Maio.

En realidad, la venta de armamento Arabia Saudí, profundamente condicionada por la necesidad de mantener la producción nacional y los puestos de trabajo, no es legal en Italia. La legislación y los acuerdos internacionales firmados por el país transalpino establecen que no puede vender material militar a un país con un conflicto armado, situación en la cual se encuentra actualmente Arabia Saudí.

Así mismo, la principal empresa productora de material bélico exportado al país árabe, RWM, una sucursal en la isla de Cerdeña de la empresa armamentística alemana Rheinmetall se encuentra inmersa en varios escándalos y problemas legales. Por un lado, desde el mes de abril la factoría se enfrenta a un juicio pionero que trata de esclarecer la responsabilidad penal la muerte de una familia civil en territorio yemení por los bombardeos saudíes, encontrándose en el banquillo de los acusados por su responsabilidad subsidiaria como productor de las bombas que acabaron con sus vidas. Por otro, la actividad de la empresa se enfrenta a investigaciones por su probable violación de los embargos armamentísticos establecidos por Alemania tras el asesinato de Khashoggi.

A pesar de las palabras de Conte, resulta realmente poco realista creer que la actitud del estado italiano va a modificarse en los próximos meses en este tema. Aunque el Movimento 5 Stelle, partido del primer ministro, ha venido manifestando su firme oposición al tráfico de armas con la monarquía wahabita, su difícil equilibrio con la Lega, totalmente contraria al cese de ventas para "proteger los intéses de la industria italiana", hace muy difícil que el ejecutivo llegue a tomar medidas activas para impedir el uso de armamento italiano en las operaciones militares ilegales en Yemen.