La Tienda Republicana

Sexto sábado de movilización de los chalecos amarillos en Francia

22/12/2018

A pesar se las medidas anunciadas por Emmanuel Macron, los chalecos amarillos protagonizan su sexto sábado de movilizaciones consecutivo. Las medidas tomadas por el presidente francés se consideran insuficientes para las exigencias populares, que rechazan las políticas económicas gubernamentales.

Imagen de las protestas el pasado sábado / AFP / Geoffroy Van der Hasselt

Los 'chalecos amarillos' realizan este sábado una serie de manifestaciones contra el 'statu quo' en la política de Francia encabezada por el presidente Emmanuel Macron. Entre las concentraciones convocadas destaca una en Versalles, en las afueras de la capital francesa. Este viernes, la Asamblea Nacional francesa aprobó recortes tributarios para trabajadores de bajos ingresos en un intento por acabar con las violentas protestas que iniciaron el 17 de noviembre. Pese a que las manifestaciones han disminuido en intensidad, se estima que cuentan con el apoyo de un 70% de la población del país.

Sin embargo, varias de las exigencias centrales de los 'chalecos amarillos' se encuentran todavía en discusión, entre ellas el establecimiento de un sistema de consultas de iniciativa ciudadana y la eliminación de los privilegios de los políticos.

Y es que las medidas económicas anunciadas por el presidente de Francia, Emmanuel Macron como respuesta a las movilizaciones de los chalecos amarillos, no han logrado despejar la interrogante de si bastarán para aplacar la cólera ciudadana.

Estas decisiones gubernamentales abarcan aspectos como un aumento del salario mínimo en cien euros mensuales, la exención de impuestos y contribuciones sociales a las horas extras, una prima fin de año libre también de impuestos, y un impuesto para financiar la protección social para los jubilados con una pensión menor a los 2.000 euros al mes.

El Gobierno francés confirmó este martes que los anuncios le costarán a las arcas públicas hasta 10.000 millones de euros. Pese a que las medidas planteadas por Macron no consiguieron su principal objetivo, supondrán una subida del déficit del 3,6 por ciento del PIB, por encima del límite del 3 por ciento que exige la Unión Europea (UE).

Fallos de Macron

Las decisiones de Macron en el ámbito económico no han podido frenar la ola de protestas que asola el territorio francés, ya que los manifestantes consideran que la respuesta del mandatario llegó demasiado tarde y dudan que pueda completar sus planes de reformar las pensiones, la administración pública y el sistema de salud.

Respaldado principalmente por la gente que vive en la periferia, provincias o zonas rurales, los chalecos amarillos se convirtieron en un movimiento más amplio contra la política tributaria del Gobierno, que muchos consideran que favorece a los más ricos, por lo que estas decisiones se consideran insuficientes.

Ante esta situación, y contando con una escasa popularidad, el Gobierno de Macron está seriamente debilitado. 

Fortalezas de los chalecos amarillos

Una de las virtudes de este movimiento es que carece de líderes que se puedan identificar y se moviliza a través de las redes sociales. En él, caben desde anarquistas hasta izquierdistas y la derecha más radical. 

A su vez, con el respaldo de las redes sociales, los chalecos amarillos lograron sacar a las calles del país a más de 500.000 personas. La agrupación goza de un amplio apoyo público, ya que los últimos sondeos mostraron que alrededor del 70 por ciento de los encuestados consideraba justificadas las protestas