“Bolivia y Cuba profundizan lazos a través de un acuerdo nuclear”

El Gobierno de Bolivia destaca las relaciones de “hermandad” con Cuba, que se fortalecieron aún más con la firma de un pacto nuclear en noviembre pasado.

Hortensia Jiménez, directora general ejecutiva de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN) / HispanTV

“Siendo dos pueblos hermanos que tienen una misma visión de desarrollo, de soberanía y de país, nos va a permitir de forma muy fácil y natural poder trabajar de manera conjunta para llevar adelante diferentes tipos de líneas de investigación y desarrollo de proyectos conjuntos en esta esfera (nuclear)”, señaló el sábado la directora general ejecutiva de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN), Hortensia Jiménez.

Con estas deceleraciones, realizadas en una entrevista concedida a la agencia cubana de noticias Prensa Latina, la ingeniera hizo alusión a un acuerdo de cooperación atómica para fines pacíficos, rubricado el 30 de noviembre entre Bolivia y Cuba en el marco de la Conferencia Ministerial de Ciencias y Aplicaciones Nucleares de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), celebrada en Viena, capital de Austria.

La Paz ha estado avanzando en grandes proyectos médicos y del área tecnológica a corto plazo y La Habana, a su vez, cuenta con excelentes y amplias experiencias en el área regulatoria de la protección radiológica y la seguridad nuclear, por lo que no faltará espacio para el trabajo conjunto entre las partes, resaltó Jiménez.

“La tecnología nuclear para nosotros es un factor de desarrollo igual que para la República de Cuba, creo que vamos por el mismo camino, es un paso importante el acuerdo bilateral firmado recientemente en Viena para profundizar nuestros lazos de amistad, y poder trabajar de manera conjunta, ahora ya en la esfera científica”, recalcó la directora general ejecutiva de la ABEN.

En este sentido, Jiménez subrayó la gran prioridad que concede el presidente boliviano, Evo Morales, a la ciencia y la tecnología nuclear, como pilares importantes de desarrollo. “Nuestro presidente ha expresado muy claramente que uno de los pilares fundamentales para el desarrollo hasta 2025 es la incorporación y el manejo propio de la ciencia y la tecnología, y este proyecto nace de esa visión”, explicó.

El acuerdo se enmarca en un programa de usos pacíficos de la energía atómica que impulsa el Gobierno de Morales, que incluye el próximo inicio de las obras de construcción de un centro de investigación nuclear en la ciudad de El Alto, adjudicadas a la Corporación Nuclear Estatal Rusa, Rosatom.

Cuba, por su parte, firmó en septiembre de 2016 un acuerdo de cooperación para el uso pacífico de la energía nuclear con la misma corporación rusa. El pacto, que estipulaba fortalecer la cooperación en la fabricación de radionúclidos y su uso en la industria, la salud, la agricultura y la protección medioambiental, entró en vigor en marzo de 2017.

El proyecto nuclear boliviano

El gobierno boliviano anunció también en el año 2016 el establecimiento de un acuerdo con la empresa pública rusa Rosatom, encargada del desarrollo y mantenimiento de la energía nuclear en Rusia, para establecer el Centro de Investigación y Desarrollo Nuclear, unas instalaciones proyectadas Distrito 8 de la ciudad de El Alto, a unos 20 kilómetros de La Paz, que una vez concluido contará con tres grandes áreas de investigación científica en el campo de la salud, producción agropecuaria y desarrollo tecnológico y científico.

Con el desarrollo del Centro de Investigación y Desarrollo Nuclear boliviano, el país latinoamericano aspira a dar un salto cualitativo en el área de la investigación científica nacional.