“Chalecos amarillos“, “nuevo actor político“ en Francia

Las protestas de los “chalecos amarillos” significan la movilización de una población “invisibilizada” que se ha convertido en una nueva fuerza política, según un analista.

En una entrevista con la cadena HispanTV, el sociólogo Romain Migus ha dicho este sábado que el Gobierno francés de Emmanuel Macron ha fracasado en su esfuerzo para frenar las protestas de los “chalecos amarillos”, ya que este movimiento “es parte de una convocatoria de ciudadanos”.

De acuerdo con el analista, el movimiento de los “chalecos amarillos”, integrado por “una población que estaba invisibilizada” durante años y decenas de años, es “un nuevo actor político” en la escena de la política francesa que ha tomado conciencia de su poder y, seguramente, de que puede desempeñar un papel muy importante en el futuro del país galo.

Según el analista internacional, este movimiento se alejó desde el inicio de las estructurales tradicionales de la sociedad francesa, por ello esta fuerza no es como los sindicatos y partidos tradicionales a los que al final obligan a negociar. No hay líderes claros en este movimiento surgido de las redes sociales y que se inició entre la población de clase media y baja.

En un intento para acabar con las protestas de los “chalecos amarillos”, el presidente galo, Emmanuel Macron, prometió el lunes subir el salario mínimo de los trabajadores, bajar los impuestos a los jubilados y a los trabajadores con salarios más bajos y, además, aseguró que no restablecería el impuesto sobre el patrimonio y que lucharía contra el fraude fiscal. Ya antes había eliminado el alza del precio del combustible.

Migus minimiza el valor de estas supuestas concesiones, aduciendo que Macron, en realidad, “no se dio en nada, hizo un moratorio, hizo un tiempo de espera sobre el alza de la tasa de impuestos de la gasolina [...] Entonces en la reivindicación del salario mínimo, este no aumentó, lo que hizo fue acelerar una reforma de bonos de ajuste salarial que estaba previsto, normalmente, en tres años y ahora lo está haciendo en un año”.

“Por lo tanto unas de las grandes reivindicaciones de los “chalecos amarillos” era que los políticos dejen de considerarlos como tontos, ya que ninguna de sus propuestas han sido aceptadas”, subraya Migus, y advierte que este movimiento seguirá luchando contra el aumento del precio del costo de la vida y por un salario digno.

“Y también hay una reivindicación que está compartida hoy en día por todos los “chalecos amarillos”, es la introducción de un mecanismo legal de referéndum de iniciativa ciudadana que permita al pueblo poder aprobar o derogar una ley por el referéndum popular u organizar un referéndum revocatorio para todos los cargos electos de la república”, añade.

Estamos ante el 5.º fin de semana de manifestaciones consecutivas en Francia y una represión policial cada vez mayor. La Policía francesa ha confirmado la detención de 4500 personas hasta el 10 de diciembre, con una cifra récord de 2000 detenciones solo en las protestas del pasado 8 de diciembre, en las que se reportaron, además, más de 320 heridos y daños extensos a la propiedad en varias ciudades.

Fuente: HispanTV Noticias

tmv/rba/nii/