La Policía israelí pide imputar a Netanyahu por corrupción

La policía israelí pide que el primer ministro del régimen de Tel Aviv, Benjamín Netanyahu, sea imputado por cargo de soborno en el llamado Caso 4000.

El primer ministro está implicado en un supuesto soborno enmarcado en el denominado Caso 4000 / HispanTV

En un comunicado difundido este domingo, la policía de Israel ha asegurado tener indicios suficientes para acusar “de soborno, fraude y abuso de confianza” a Netanyahu, a Shaul Elovitch, el propietario de la gigantesca empresa de telecomunicaciones israelí Bazeq.

Conforme a la nota, Netanyahu ofreció a Elovitch beneficios legales a cambio de recibir una cobertura favorable para el premier israelí y para su mujer, Sara, en el portal de noticias Walla

Este plan implicaría además a la esposa de Netanyahu y de Elovich, Hefetz, así como algunos de los principales cargos del mencionado portal de noticias.

El primer ministro israelí ya ha sido interrogado en varias ocasiones en el marco del denominado Caso 4000, expediente en el que se examina si Netanyahu sobornó o no a la compañía Bazeq a cambio de garantizar una cobertura favorable sobre los escándalos en los que se han visto envueltos tanto él como su esposa.

Además del caso Bezeq, el primer ministro israelí está siendo investigado por su supuesta implicación en sobornos, fraudes y abusos de confianza en dos casos más, el Caso 1000 y el Caso 2000. El premier también enfrenta otra causa, el llamado Caso 3000, en la que se estudia la polémica compra de unos submarinos a Alemania.

Como consecuencia de estos casos escandalosos, de vez en cuando los israelíes salen a las calles para exigir su dimisión; no obstante, el premier parece no tener planes de dejar el poder.

Por su parte, el ex primer ministro del régimen israelí Ehud Barak (1999-2001) ha insinuado que Netanyahu enfrentaría el mismo destino que Nicolae Ceausescu, quien gobernó Rumanía desde 1965 hasta que fue derrocado en 1989 después de las protestas masivas en su contra.