Dinamarca suspende venta de armas a Riad por Khashoggi y Yemen

Dinamarca suspende exportaciones de armas y equipamientos militares al régimen de Arabia Saudí por la agresión a Yemen y el caso del asesinato de Khashoggi.

Mediante un comunicado publicado este jueves en su página web, la Cancillería danesa ha anunciado la decisión del país europeo para suspender la exportación de armas, equipos militares y ciertos productos de doble uso al reino árabe, por el deterioro de la situación en Yemen debido a ataques de Riad y sus aliados, así como el caso del periodista Jamal Khashoggi, quien fue asesinado el pasado 2 de octubre en el consulado saudí en Estambul (Turquía).

“En la reunión del lunes con los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE), discutimos Arabia Saudí. Y debo decir que estamos en una nueva situación por el deterioro de la de por sí terrible situación en Yemen y el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi. Ante tales circunstancias, el Ministerio de Exteriores danés ha decidido suspender las exportaciones de armas y equipos militares a Arabia Saudí”, indicó el canciller danés, Anders Samuelsen, en la nota.

La decisión del Gobierno de Copenhague “se aplica también a los productos de doble uso que se pueden usar para las violaciones de los derechos humanos” en el reino árabe, agrega el ministro para luego manifestar su deseo para que todos otros Estados europeos sigan el mismo camino en sus lazos con los Al Saud.

El 21 de octubre pasado, la canciller de Alemania, Angela Merkel, anunció asimismo su decisión de suspender temporalmente la venta de armas a Riad hasta que se aclare el caso Khashoggi, columnista del diario estadounidense The Washington Post y férreo crítico con los Al Saud, que fue asfixiado y desmembrado el pasado 2 de octubre en el consulado de Riad en Estambul.

El régimen saudí negó en un principio toda implicación en la desaparición del periodista, pero finalmente y ante las presiones internacionales, rehízo su versión y reconoció que Khashoggi fue “drogado y descuartizado” pero eximió al príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman del asesinato. La Amnistía Internacional (AI) restó credibilidad a la pesquisa de la Fiscalía saudí que dio lugar a tal conclusión.

De hecho, diferentes organizaciones pro derechos humanos, como Human Rights Watch (HRW), e incluso la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. han responsabilizado a Bin Salman por el brutal asesinato.

El príncipe heredero saudí es también el principal responsable de la agresión saudí a Yemen y, por ende, responsable de muerte de miles de civiles y niños y la peor crisis humanitaria del mundo. Según la ONG Save the Children, desde 2015, cuando Arabia Saudí inició su agresión a Yemen, han muerto de hambre en el país árabe unos 85 000 niños menores de cinco años.

mnz/ktg/fdd/hnb