La Tienda Republicana

Ultraderechista Jair Bolsonaro gana elecciones en Brasil

Los brasileños votaron entre dos modelos de país: soberanía con Haddad y la privatización de Bolsonaro.

El ultraderechista Jair Bolsonaro obtuvo el 55,34 por ciento y Fernando Haddad 44,76 por ciento. Siga la actualización de los resultados.

Jair Bolsonaro del Partido Social Liberal gana las elecciones presidenciales en Brasil, resultado que representa el regreso del país a la extrema derecha después del fin de la dictadura en 1985.

La campaña electoral ha sido una de las más polarizadas en la historia contemporánea de Brasil por el enfrentamiento de dos modelos políticos opuestos. Fernando Haddad (PT) con el progresismo y inversión social como bandera, mientras que Bolsonaro con admiración por la dictadura.

 

El ultraderechista no asistió a ninguno de los debates presidenciales y su campaña se enfocó en el desprestigio de Haddad en redes sociales. Esta ola de fake news ha generado dudas sobre la claridad del proceso electoral.

Aunque se declara nacionalista, las propuestas de Bolsonaro apuntan a una política económica entreguista al sector privado. Bolsonaro tomaría posesión de la presidencia el 1 de enero de 2019 para el período comprendido hasta enero de 2023.

El TSE de Brasil da los primeros resultados en los que se le otorga el 55,63 por ciento de los votos al ultraderechista Jair Bolsonaro, mientras que el candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, tiene el 44,37 por ciento.

Estos resultados de la segunda vuelta son con el 92.36 por ciento de los votos escrutadas.

Haddad con la bandera del progresismo y Bolsonaro con elogios a la dictadura de 1964, que dejó al menos 421 muertos reconocidos, constituyen la elección entre dos modelos políticos y económicos opuestos.

La campaña electoral ha estado enmarcada en la distribución de fake news contra Haddad en redes sociales, por parte del equipo de Bolsonaro.  El proceso electoral ha sido cuestionado por el efecto que las noticias falsas puedan ocasionar.

En una elección marcada por noticias falsas, Jair Bolsonaro es elegido presidente de Brasil

Con el 92,08% de las urnas escuradas, Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), fue elegido presidente de la República. La posesión se realizará el 1 de enero, en Brasilia. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunció que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama,

Jair Bolsonaro es militar de la reserva y diputado federal desde hace 27 años. Antes de presentarse a la presidencia de la República, estaba en su séptimo mandato en la Cámara de Diputados, elegido cada vez por el Partido Progresista (PP). Sólo en 2018, se integró al PSL.

Nacido el 21 de marzo de 1955 en la ciudad de Campinas, interior de São Paulo, Bolsonaro es hijo de Perci Geraldo Bolsonaro y de Olinda Bonturi, descendientes de familias italianas. Fue alumno de la Escuela Preparatoria de Cadetes del Ejército y se formó en la Academia Militar de las Agujas Negras, en Resende (RJ), en 1977. Seis años después, se formó en el curso de Educación Física del Ejército. También cursó la Brigada de Paracaidismo de Río de Janeiro.

El político de la extrema derecha se casó tres veces. Entre 1993 y 2001, con la concejal Rogéria Nantes Nunes, con quien tuvo tres hijos: Eduardo Bolsonaro, reelegido diputado federal en los últimos comicios, Flávio Bolsonaro, elegido senador, y Carlos Bolsonaro, concejal en Río de Janeiro. Después de separarse, se casó con Ana Cristina Vale, con quien tuvo otro hijo, Renan Bolsonaro, de 20 años. En 2013, se casó con Michelle de Paula Firmo Reinaldo, con quien tiene una hija.

A lo largo de sus siete mandatos en el Congreso, sólo tuvo dos proyectos aprobados: una propuesta que extendía el beneficio de exención del Impuesto sobre Producto Industrializado (IPI) para bienes de informática y un proyecto de ley que autorizaba el uso de la llamada “píldora del cáncer “- barrado posteriormente por el Supremo Tribunal Federal (STF). El presidente electo tiene al general Hamilton Mourão como vice.

Al declarar su voto en el proceso de impeachment de la ex presidenta Dilma Rousseff, el entonces diputado federal hizo un homenaje al coronel Carlos Alberto Brillante Ustra, llamándolo “el pavor de Rousseff” – por haber comandado las sesiones de tortura contra la ex presidenta, presa durante la dictadura militar.

Desde el inicio de las elecciones, Bolsonaro fue blanco de la campaña #No, que movilizó a millones de personas por el país. El militar reformado es conocido por sus posiciones polémicas, como por ejemplo la defensa de los militares, el porte de armas, además de declaraciones prejuiciosas y discriminatorias contra negros, mujeres y homosexuales.

En la recta final de la segunda vuelta, reportaje investigativo publicado por Folha de Sao Paulo denunció que empresas compraron paquetes de disparos masivos de mensajes contra el Partido de los Trabajadores (PT) en el WhatsApp, beneficiándose directamente a Bolsonaro.

El PT entró con una Acción de Investigación Judicial Electoral en el TSE, para que se investigue la chapa de Bolsonaro por abuso de poder económico y uso indebido de los medios de comunicación. Si la acción llega a sus consecuencias finales, el mandato de Bolsonaro podrá ser retirado.