El Grupo de Lima rechaza cualquier intervención militar en Venezuela

17/09/2018

Once países miembros del denominado Grupo de Lima, que integra a buena parte de las potencias de Latinoamérica, rechazan cualquier intervención militar en Venezuela y abogan por una salida pacífica y dialogada a la crisis que atraviesa ese país.

Representantes diplomáticos del denominado Grupo de Lima / Agencia Telesur

En una declaración firmada este sábado, 11 de los 14 países que integran el grupo expresaron “su preocupación y su rechazo a cualquier curso de acción o declaración que implique una intervención militar o ejercicio de la violencia, amenaza o uso de la fuerza en Venezuela”, según un comunicado divulgado por la Cancillería brasileña.

La nota subraya el compromiso de los firmantes con la promoción de iniciativas, en el marco del derecho internacional, para superar la “crisis política, económica, social y humanitaria que atraviesa” Venezuela.

De los catorce países integrante del Grupo, 11 la misiva está refrendada por Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

El bloque reacciona de esta manera a las declaraciones del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien dijo el viernes en una conferencia de prensa en Colombia que no se debe descartar una acción militar para derrocar el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Almagro visitó Colombia y se reunió con el presidente Iván Duque para tratar, sobre todo, la situación en Venezuela. El secretario general de la OEA dejó claro que busca el apoyo de los Gobiernos regionales para conformar un bloque contra Maduro.

El Gobierno venezolano ha denunciado en reiteradas ocasiones que Almagro actúa a favor de los intereses de Estados Unidos. Maduro, por su parte, ha advertido de que Washington tiene planes militares para Venezuela y hacerse con sus vastas reservas petroleras.

Colombia se queda sola

El gobierno de Iván Duque en Colombia no ha suscrito el rechazo de sus socios del Grupo de Lima a cualquier posibilidad de una intervención militar en su país vecino. Durante los últimos meses, el mandatario colombiano ha manifestado que se opone a una salida militar a la situación de conflicto con Venezuela. Sin embargo, la cancillería del país no ha suscrito el manifiesto que se opone públicamente y rechaza las intenciones manifestadas por Luis Almagro.

Colombia ha sido tradicionalmente el socio principal en el ámbito de cooperación militar de los Estados Unidos en la región Sudamericana. La posición de las bases militares estadounidenses así como su condición de estado fronterizo, hacen suponer que cualquier opción militar emprendida por Washington debería pasar necesariamente por la cooperación de Bogotá para llevarse a término.