La Tienda Republicana

Los republicanos de Puerto Rico exige acabar con el estatus colonial de la isla ejercido por EEUU

La representante de Puerto Rico ante el legislativo estadounidense, Jeniffer González Colón manifestó que la situación actual de la isla es un “estatus históricamente antinatural”, y el primer obstáculo para la estabilidad económica, ya que para algunas normativas Puerto Rico es foráneo y para otro doméstico.

Jenniffer González Colón, legisladora republicana de Puerto Rico / AP

La representante de Puerto Rico ante el Congreso de los Estados Unidos en Washington DC, Jenniffer González, solicitó este domingo en un discurso histórico poner fin a la desigualdad y el estatus colonial que sufren los ciudadanos la isla caribeña respecto a los estadounidenses, país al que está unido como Estado Libre Asociado.

“Como muestra la historia, la ‘estadidad’ (una expresión utilizada para describir la incorporación de Puesto Rico a los Estados Unidos como estado número 52) es la solución fiscalmente responsable y a favor del crecimiento para Puerto Rico", aseguró González.

La también presidenta del Partido Republicano en Puerto Rico realizó esas declaraciones a través de un comunicado, emitido durante su participación como oradora principal de la Convención de la Asamblea Nacional Hispana Republicana (RNHA) de EE.UU., donde reconoció el trabajo de esa organización.

La funcionaria alegó que los territorios más recientes en convertirse en estados como Alaska y Hawái, promedian en dobles dígitos el crecimiento económico por más de una década luego de su admisión.

Debido a esto, González manifestó que un “estatus históricamente antinatural” es el primer obstáculo para poder alcanzar estabilidad económica, ya que para algunas normativas Puerto Rico es foráneo y para otro doméstico, provocando inestabilidad en la inversión.

González presentó datos para evidenciar la desigualdad del estatus actual de la isla, que está unida a EE.UU. como Estado Libre Asociado (ELA), tales como la recesión que enfrenta la isla hace más de una década.

A julio del 2018, el desempleo en la isla era de 9,1 por ciento, que aunque se logró bajar sigue siendo más alto que en Alaska, estado con la tasa más alta.

Puerto Rico, Estado Libre Asociado a Estados Unidos desde 1952, pero carente de poderes soberanos, se encuentra en la bancarrota fiscal, con una deuda pública de 73.000 millones de dólares y una economía con una década de estancamiento.