La Tienda Republicana

Rusia sostiene que las pruebas aportadas por el caso Skripal son incoherentes

Las autoridades británicas denunciaron el miércoles la involucración de dos supuestos agentes de inteligencia rusos en el envenenamiento del también ex agente Serguéi Skripal y su hija. Sin embargo, las autoridades rusas, de la mano de su representante ante Naciones Unidas, ha rechazado las pruebas sosteniendo que son inverosímiles y están plagadas de inconsistencias.

El representante permanente de Rusia ante el Consejo de Seguridad de la ONU Vasili Nebenzia / © Brendan McDermid / Reuters

En escenas que inevitablemente recuerdan los tiempos de la Guerra Fría en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el representante permanente de Rusia Vasili Nebenzia, ha realizado una denuncia de lo que considera “inconsistencias” de la investigación del caso Skripal, realizada por las autoridades británicas. Rusia "esperaba oír algo nuevo" en la ONU por el caso Skripal, pero "escuchó un cóctel de mentiras", ha aseverado Nebenzia.

De acuerdo con Nebenzia, el Reino Unido pretende presentar como una "sensación" y un "giro decisivo" en la investigación a las fotografías de los presuntos autores del ataque contra Serguéi y Yulia Skripal, publicadas ayer por los investigadores británicos.

Otra vez solo 'highly likely'

Las autoridades británicas, según ha señalado el embajador ruso, vuelven a utilizar la ya infame expresión 'highly likely' ("altamente probable") al poner nombres a los sospechosos y asegurar que ambos son agentes secretos de los servicios de inteligencia rusos.

Vasily Nebenzia ha explicado que "Londres necesita esta historia para un solo objetivo: desencadenar la repugnante histeria antirrusa". Asimismo, el embajador ruso ha asegurado que "el número de inconsistencias en las nuevas 'evidencias' presentadas por Londres en el caso Skripal se pasan de la raya".

Fotografías simultáneas

Respecto a las recién difundidas fotografías de los sospechosos, Nebenzia ha indicado que en las dos imágenes, tomadas supuestamente en el aeropuerto londinense de Gatwick, se puede apreciar el mismo pasillo y el mismo momento, hasta el milisegundo.

La manilla de la puerta

Según informó la propia Theresa May, los sospechosos aparecieron frente a la casa de los Skripal aproximadamente el mediodía del 4 de marzo, según ha recordado Nebenzia. Previamente, todos los reportes policiales decían que los Skripal abandonaron la casa muy temprano por la mañana y nunca volvieron.

"¿De qué manera entraron en contacto la manilla de la puerta, presuntamente rociada con veneno?", ha preguntado el diplomático ruso.

Frasco de perfume

Nebenzia ha calificado de poco creíble el hecho de que los sospechosos "transportaron el mítico Novichok en un simple contenedor para perfume". Según se desprende de las conclusiones de la OPAQ, "dicha sustancia es tan tóxica y peligrosa, que para su transportación hay que usar un contenedor especial con protección", ha recalcado el embajador ruso.

"El teatro del absurdo"

El Reino Unido, según Vasily Nebenzia, "toma una posición conveniente: el veredicto ya fue dictaminado, se declaró al acusado, Rusia". Sin embargo, seis meses después del ataque "no están claros los motivos por los que Rusia podría querer envenenar a los Skripal ni por qué podría haberlo hecho de una manera tan extraña, compleja e ilógica", ha denunciado el diplomático.

"Al parecer, este continuo teatro del absurdo solo ha beneficiado a la marca Nina Ricci, cuya producción fue promocionada gratis como contenedor para el mítico Novichok",  ha ironizado el representante permanente de Rusia.

La analista internacional Alejandra Loucau ha comentado a RT que el Consejo de Seguridad de la ONU "viene siendo una caja de resonancia de la agenda política occidental y también de lo que se refiere a la agenda mediática". A su modo de ver, el caso Skripal es una "operación que claramente está montada por la inteligencia británica" y que ahora el Reino Unido busca justificar ante la opinión pública toda la política económica contra países como Rusia.

Nebenzya también aprovechó la oportunidad para plantear otro asunto delicado, igualmente importante para Rusia, relativo a la crisis en Siria, y pidió que Estados Unidos "anuncie la lista" de los objetivos que el Pentágono pretende atacar en el país árabe.