La Tienda Republicana

La Fiscalía de Sao Paulo carga ahora a Fernando Haddad, probable sustituto de Lula por corrupción

La fiscalía de Sao Paulo ha denunciado públicamente a Fernando Haddad, aspirante a la vicepresidencia del país en la candidatura de Lula y más que probable sustituto del expresidente en la carrera electoral, por un supuesto escándalo de corrupción relacionado con un pago de la empresa UTC. La defensa legal de Haddad califica la acusación de “política” y destaca la intencionalidad de comunicarla públicamente aun no habiendo sido admitida a trámite por los tribunales.

Fernando Haddad junto a Lula da Silva / AP

El ministerio Público de São Paulo, en Brasil, presentó este lunes una denuncia contra Fernando Haddad, candidato a vicepresidente en la fórmula del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), y quien es su posible sustituto en los comicios de octubre.

"El promotor de Justicia, Marcelo Mendroni (…) presentó una denuncia criminal por corrupción este lunes (3 de septiembre) contra el exalcalde de São Paulo, Fernando Haddad", informó la Fiscalía de esa ciudad a través de un comunicado.

La denuncia por corrupción pasiva, lavado de dinero y formación de bandas, esta relacionada con la supuesta recepción de 2,6 millones de reales (unos 625 mil 000 dólares) por parte de Haddad, de manos de la empresa UTC Ingeniería. Asimismo, la Fiscalía también denunció al extesorero del Partido de los Trabajadores (PT), João Vaccari Neto, por supuestamente intermediar con los empresarios de UTC en nombre de Haddad.

En un comunicado adelantado, los portavoces de Haddad expresaron su indignación, destacando el hecho de que esta denuncia se haga pública justo en periodo electoral cuando no ha sido ni tan siquiera presentada formalmente ante los tribunales. Así mismo, rechazaron las acusaciones  apuntando a que la Fiscalía no se basa en pruebas materiales de ningún tipo, sino únicamente en declaraciones acusatorias del directivo de UTC, Ricardo Pessoa, que "cuenta las historias en función de sus intereses".

La defensa de Haddad argumentó que anteriores confesiones de este empresario a la Justicia han sido desechadas por contradictorias.

Haddad fue alcalde de São Paulo entre 2013 y 2017 y, previamente, fue ministro de Educación durante siete años junto al expresidente Lula y a su sucesora Dilma Rousseff (2011-2016).