La Tienda Republicana

FARC insiste en que Gobierno colombiano debe cumplir Acuerdo de Paz

El partido político FARC también repudió "cualquier injerencia de carácter militar o de otro tipo contra Venezuela".

Asamblea de FARC / FARC

La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) exigió nuevamente al Gobierno colombiano el cumplimiento del Acuerdo de Paz que, luego de casi dos años de su firma, no se ha podido aplicar por completo.

"Su cabal implementación es absolutamente necesaria y urgente para el futuro del país y sus nuevas generaciones", apuntó este domingo el Pleno del Consejo Nacional de los Comunes en su declaración política.

FARC se refirió al punto vinculado con sus integrantes. "Nuestro partido exige el cumplimiento de lo acordado en materia de reincorporación integral de los exguerrilleros. El Estado colombiano está especialmente obligado a cumplir lo acordado".

El partido rechazó de manera enfática el uso indebido de sus símbolos y que se les acuse de realizar atentados. Invitaron, además, a todos aquellos que han dejado su disciplina a unirse a ellos en su vía legal.

Asimismo, denunciaron el asesinato de 75 exguerrilleros "en medio de una aterradora ola de exterminio contra dirigentes sociales y populares". Hecho que, aseguraron, debe ser detenido "para que se pueda hablar de paz".

"Repugna que el Estado no ofrezca posibilidades ciertas de reincorporación, pactadas formalmente (...). Alarma sobremanera a nuestro partido la posibilidad de montajes policiales o judiciales contra sus integrantes. Hemos declarado públicamente que al integrarnos a la vida política legal abandonamos cualquier práctica de naturaleza ilícita y estamos más que dispuestos a respetar al pie de la letra tal compromiso", enfatizó.

No a la injerencia

El partido FARC también rechazó los "planes de reversión de la democracia y la integración en el continente, y particularmente a cualquier injerencia de carácter militar o de otro tipo contra Venezuela".

Igualmente, expresó su preocupación por la asunción del nuevo Gobierno colombiano, "de corte neoliberal", que preside Iván Duque. "Sus anuncios de reforma fiscal se convierten en un atentado directo contra los trabajadores en beneficio de los grandes capitales", sostuvo.